Medio Ambiente desestima construir la dársena de La Barreta

  • La memoria ambiental considera que la obra supone un daño para el ecosistema de la zona y la declara inviable · La decisión da respuesta a una de las alegaciones presentadas por IU

La Junta de Andalucía descarta la construcción de la dársena de hormigón en el caño de La Barreta. Así consta en la evaluación ambiental del Plan de Usos de los Espacios Portuarios de la Ría del Piedras que considera inviable la ordenación contemplada en la versión preliminar del plan para la instalación portuaria Ría del Piedras (Punta de La Barreta). La Consejería de Medio Ambiente señala que las actividades constructivas y de dragado que requiere la dársena y el mantenimiento del canal de navegación de entrada conlleva daños en el ecosistema.

El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Cartaya, Ecologistas en Acción y la Asociación de Vecinos Río Piedras de El Portil se han opuesto a la construcción de la dársena y presentado una queja en el Parlamento y ante la Comisión Europea, que ha ordenado una investigación.

IU asegura que mantendrá la denuncia hasta que el plan de usos se apruebe definitivamente y no contemple la actuación de la Punta de La Barreta. La memoria ambiental es preceptiva y se tendrá en cuenta en el plan de usos por parte del órgano promotor antes de su aprobación final. El promotor elaborará el proyecto final tomando en consideración el informe de sostenibilidad, las alegaciones formuladas en las consulta y la propia memoria.

Según IU, la construcción obligaría a mover medio millón de metros cúbicos de tierra, volumen que equivale a la mitad del estadio Santiago Bernabeu. La obra implicaría la destrucción de una marina que está situada en Zona de Interés Comunitario (ZIC), la figura de protección ambiental que afecta a todo el río y que es normativa de la UE por estar incluida en el proyecto de Red Natura 2000.

La desaparición de la marina sería una agresión al río irreversible, según IU, y sólo tendría como misión ofrecer amarres a quienes compren chalés en las urbanizaciones que supuestamente se quieren levantar en la zona. Además, afirma que el puerto deportivo mantendría la presencia de barcos fondeados en medio del río, situación que se agravaría con la instalación de pantalanes flotantes, que supondría la presencia de unos 1.500 barcos sólo en esa zona del río.

La coalición, apunta que en estudios elaborados por la Junta de Andalucía se fijaba el nivel de saturación del río en 2.054 embarcaciones, mientras que el Plan de Usos Portuarios de la Ría del Piedras se marca como objetivo que en el año 2010 haya al menos 2.647; es decir, casi seiscientas por encima del límite de saturación.

La memoria ambiental descarta el uso residencial en la Punta de la Barreta, así como el dragado de la zona. Las alegaciones al plan presentadas por IU, Ecologistas en Acción y la AV Río Piedras solicitaban eliminar la actividad complementaria en las instalaciones de La Barreta, descartar la construcción de la dársena y eliminar la posibilidad de transformar fondeos en atraques, como preveía la propuesta inicial de usos del Piedras.

Coaligados, ecologistas y vecinos pedían también un estudio contrastado del número de embarcaciones fondeadas en la ría y eliminar los fondeos, reducir la cantidad de amarres, no ejecutar acciones que conlleven el dragado o destrucción de marismas o bajos y eliminar los atraques y fondeos previstos por el plan al norte del puerto de El Terrón.

IU sigue reclamando que se respeten los acuerdos con el sector pesquero de la zona y considera que el plan de usos debe priorizar la protección del río y no estar al servicio de los barcos.

La Agencia Pública de Puertos de Andalucía, perteneciente a Medio Ambiente, cifra en más de 2.000 las embarcaciones atracadas y fondeadas en la ría, frente a las 1.700 contabilizadas en 2005.

La memoria incluye actuaciones en San Miguel-Los Pinos, Caño de la cultura, El Rompido y en el puerto de Lepe e indica que la distribución de atraques del plan de usos es orientativa, siendo la real la que se defina en los distintos proyectos, considerándose el fondeo una forma natural de disponer los barcos en la río, aunque deberá hacerse de forma ordenada y controlada.

Sobre los espacios exclusivos para la actividad pesquera que reclamaban, el informe considera que las instalaciones se ajustan a la realidad y que se han introducido mejoras como la ampliación del acceso al muelle, así como una reserva de un área de fondeos específicas para el sector proporcionada y delimitada por la zona de servicio.

En cuanto a El Terrón, la evaluación defiende que la actuación prevista pretende ordenar el fondeo de embarcaciones en la zona, así como mantener un canal de navegación reconocible. También contempla un área de fondeo específica para el sector pesquero delimitada por la zona de servicio en El Rompido, la ampliación de acceso al muelle y una mejora de las áreas técnicas en el puerto, así como una zona de atraque superior a los 30 metros. Para Marina El Rompido el plan de usos prevé la posibilidad de un aumento de la superficie destinada a las distintas actividades de hasta el 25%.

Al documento inicial, que prevé el dragado de la barra del Piedras, también presentaron alegaciones la A.D.N. El Terrón, la Asociación de Armadores de Lepe, el C.N. Río Piedras, la A.D.N. San Miguel, la A.D.N. Nuevos Portil, el Grupo Municipal Andalucista y el Ayuntamiento de Cartaya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios