La Junta inspeccionará en rebajas un total de 70 establecimientos

  • La mitad de las actuaciones se llevará a cabo en grandes superficies e hipermercados y el resto en comercios minoristas, con preferencia en textil y hogar

La Delegación del Gobierno de Huelva tiene previsto inspeccionar un total de 70 establecimientos onubenses durante el periodo de rebajas, dentro de la campaña que cada año emprende en toda Andalucía la Consejería de Gobernación para velar por los derechos de los usuarios durante este periodo de descuento en las ventas.

Según explicó la Junta, las actuaciones se realizarán durante el plazo previsto por la legislación para este tipo de venta promocional, que abarca del 1 de julio al 31 de agosto, y afectarán a todo tipo de establecimientos, cualquiera que sean los productos que comercialicen. Concretamente, la mitad de las inspecciones se realizará en grandes superficies e hipermercados y la otra mitad en comercios minoristas, y serán objeto de actuación preferente los apartados de textil, hogar y calzado.

Por otra parte, un 40 por ciento de las inspecciones se desarrollará en establecimientos de la capital y el resto en la provincia.

Los inspectores que se dedicarán a esta tarea en Huelva deberán verificar que se diferencia de forma clara entre los productos rebajados y los que no lo están, distinguiéndolos con carteles informativos y separándolos espacialmente. Además, los artículos tienen que exhibir junto a su precio habitual el rebajado, sin superponerlo, así como el porcentaje de reducción aplicable si se trata de un conjunto de artículos.

Respecto a la calidad de los productos, se comprobará que los comerciantes no incluyen en rebajas productos especialmente adquiridos para este fin y se controla que los artículos estuvieran dispuestos para la venta al menos con un mes de antelación a la fecha de comienzo del periodo de descuentos.

De la misma forma, los comercios tienen que distinguir los productos rebajados de los saldos, que son aquellos con precios especiales porque presentan algún defecto o pertenecen a temporadas anteriores, así como se confirmará que se indican las fechas de comienzo y final de venta en rebajas, así como que coinciden con las legalmente autorizadas en Andalucía; que no se limita el pago mediante tarjeta si habitualmente se admite, ni se restringe la garantía de los productos ofertados.

Con esta campaña, la Junta pretende garantizar el respeto a los derechos de los consumidores durante las rebajas, mejorar la transparencia del mercado, constatar los incumplimientos de la normativa para su posterior sanción, así como obtener información sobre el grado de adaptación del sector.

Las sanciones que, llegado el caso, tengan que imponerse serán competencia de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. En la campaña de inspección llevada a cabo en las rebajas de verano del pasado año se detectaron infracciones en 27 establecimientos, relativas principalmente a no indicar las fechas de comienzo y final de las rebajas (el 21 por ciento), no diferenciar los productos rebajados de los que no lo están (15 por ciento), y no exhibir la variación de precio o el porcentaje de descuento (el 16 por ciento).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios