Consejo de gobierno

La Junta se compromete a poner en marcha un plan para consolidar la industria

  • Chaves se implica con Nilefos para conseguir que Fertiberia le ceda las aguas ácidas residuales que produce y las utilice como materia prima para la producción de nutrientes animales · Se anuncia un plan formativo adaptado al sector industrial

Comentarios 2

La Junta de Andalucía potenciará la actividad industrial que se desarrolla en la capital y su área metropolitana, a través de la redacción de un plan donde se sienten las bases para alcanzar la competitividad económica de una actividad que, según destacó el presidente del Ejecutivo andaluz, Manuel Chaves, es "de gran relevancia" en el ámbito regional gracias a la actividad del Polo Químico, que se presenta como el tercero de España, donde se concentra el 36% de las empresas industriales de la provincia y el 60% del empleo industrial .

La redacción de este plan se acordó ayer en el transcurso de la reunión semanal del Consejo de Gobierno, que se celebró por primera vez en Huelva, con el claro objetivo de que "las industrias de Huelva mejoren y alcancen niveles óptimos de competitividad", según destacó Chaves. Para ello, se pondrá en marcha lo que ha pasado a denominarse 'Estrategia para la Consolidación y Diversificación de la Industria Onubense', un documento que se espera "aprobar cuanto antes", para fijar los pilares de la mejora de competitividad económica de las industrias que se asientan en Huelva y su área metropolitana (Gibraleón, Trigueros, San Juan del Puerto, Aljaraque, Punta Umbría, Moguer y Palos de la Frontera). Si bien desde el Ejecutivo no se adelantaron fechas de actuación, sí se dejó claro que se trata de un plan que se desarrollará a lo largo de la presente legislatura y que se perfilará a través de nueve líneas de actuación dirigidas al incremento de la competitividad, para lo que se prevé la puesta en marcha de un programa que potenciará la colaboración entre industria tractora y auxiliar, y que detectará y aplicará las prioridades tecnológicas, además de fomentar la I+D+i e impulsar la adaptación ambiental y de sostenibilidad. Con este plan además se buscará la vinculación entre la industria y el territorio (a través de un programa dirigido a la recualificación urbanística y paisajística de los espacios industriales), la promoción de nuevas inversiones (tanto foráneas como endógenas), el apoyo financiero a proyectos empresariales, el fomento de la cultura emprendedora (para lo que se cuenta con la colaboración de la Universidad de Huelva), la sostenibilidad ambiental o las políticas activas de empleo.

En este sentido, el presidente del Gobierno andaluz anunciaba la puesta en marcha de un plan formativo específico para las empresas del sector industrial, adaptado a las necesidades del sector, para el que se ha previsto una inversión de 1,5 millones de euros y el desarrollo de 25 cursos dirigidos a la formación de 375 empleados en 50 ocupaciones que presentan necesidades específicas de cualificación especializada.

Y dentro de este plan estratégico se incluye el futuro de la planta de Nilefos, que después de casi cinco meses se va definiendo para dirigirse, como ya anunció este periódico, a la producción de productos para la nutrición animal a través de la utilización del ácido que se acumula en las balsas de fosfoyesos. En este sentido, el presidente de la Junta de Andalucía, se comprometió ayer a apoyar a Nilefos para que pueda conseguir un acuerdo adecuado con el único proveedor de materia prima, Fertiberia, dirigido a la cesión, en condiciones medioambientales aceptables, de las aguas ácidas residuales que produce esta empresa y que son necesarias para abordar la fabricación de nuevos productos químicos.

Con esta reorientación de la actividad productiva en Nilefos se lograría por una parte asegurar la continuidad de una empresa que hace cinco meses presentaba un expediente de regulación de empleo ante la falta de competitividad por los elevados precios de la materia prima (ácido fosfórico) para la producción y comercialización de tripolifosfato sódico, y, además, recuperar el espacio que actualmente ocupan las balsas de fosfoyesos. Así, según han confirmado fuentes cercanas a la empresa, Nilefos se haría cargo del proceso de limpieza de las balsas, de donde eliminaría el ácido de las aguas que se acumulan en las marismas del Tinto. Una vez depuradas, podrían reutilizarse para uso industrial, mientras que el ácido se convertiría en la materia prima para que Nilefos comenzase a producir la base necesaria para la fabricación de alimentos destinados a la nutrición animal.

De esta forma, Nilefos podría mantener la mayor parte de los puestos de trabajo que actualmente existen en la planta, ya que esta actividad sería compatible (mientras fuese rentable) con la producción de tripolifosfato, una actividad que a medio plazo (al menos una año) continuará ante el buen funcionamiento que está teniendo en el mercado, a pesar de haber incrementado los precios de venta.

Desde Nilefos se asegura que para poder comenzar con esta nueva actividad únicamente se está a la espera de que la Junta llegue a un acuerdo con Fertiberia, si bien desde esta empresa se asegura que hasta ayer no se tenía conocimiento del compromiso adquirido por el presidente de la Junta de Andalucía. En este sentido, los trabajadores de Nilefos, que ya barajaron en su día esta posibilidad, están realizando desde hace unas semanas diversas actuaciones para adecuar sus instalaciones al nuevo proceso productivo con el objetivo de poder comenzar cuanto antes (se calcula serían necesarios dos meses tras el visto bueno) con la limpieza de las aguas residuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios