TERTULIA COFRADE 'EL AGUAÓ'

"Ahora no hay problema de costaleros porque se les cuida más que antes"

  • El capataz Manuel Gómez 'Carnicerito' resalta la buena salud que hoy día tienen las cuadrillas de costaleros. El hermano costalero y el aficionado sigue siendo un debate abierto.

Manuel Gómez Carnicerito es en la actualidad uno de los capataces con más prestigio en el panorama del mundo del costal de Huelva. Este año estará al frente de los pasos de la Redención, Cristo de la Sangre de Estudiantes y como capataz general de la Oración en el Huerto. Es el nuevo invitado de la tertulia cofrade El Aguaó, que en esta Cuaresma tiene como lugar de encuentro el Complejo Rafael. La tertulia ha ofrecido una perspectiva del mundo del costal en el momento actual, desde el conocimiento de alguien que lleva muchos años en esto y que tiene labrada una trayectoria y ganado el prestigio delante de los pasos. Los contertulios ofrecieron también una amplia visión del costal, desde el año 1976, como habló Carlos Hierro, de la primera cuadrilla de la Oración en el Huerto. Participaron dos costaleros en activo, uno con muchos años bajo el paso, Francisco Hernández Calvo, y con él, otro más joven, Joaquín González. La tertulia contó, como siempre, con la participación de la mujer, en este caso, además, con dos costaleras del Cristo Yacente, Patricia Manota Mora y Rocío Gómez Garrido. La visión desde fuera la ofrecieron dos colaboradores de Huelva Información, Antonio Frochoso y María del Carmen Córdoba.

Manuel Gómez Carnicerito analizó la evolución del mundo de los capataces y costaleros. Refirió la gran evolución experimentada y fue especialmente respetuoso y agradecido "con todo lo que viene de atrás, con la dedicación de tantos buenos cofrades". Un tiempo en el que se sacaban los pasos "por las necesidades que había", y "se ha ido mejorando en todo, en las igualás, en la ropa", aunque reconoció que "el espíritu de sacrificio se ha perdido". Ahora también es cierto que sacar los pasos puede resultar más fácil, "pues antes sólo en las tres punteras había gente para llenar bien los pasos, el resto sufrían los huecos que quedaban libres". "Hoy -añade- el costalero se cuida más, además es fácil encontrar cuadrillas que vayan dobladas". De esta forma, como dice Carnicerito, "no es tan sufrido ir bajo el paso", porque tienen sus relevos. Algo especialmente significativo es que se mira mucho quién va delante de los pasos. El mismo costalero es exigente, busca un capataz que les cuide, porque no dejan de ser personas los que van debajo de los pasos, realizando un esfuerzo físico.

En cuanto a la vinculación de capataz y junta de gobierno, que lo mismo que el florista o el vestidor, cambia siempre con un nuevo hermano mayor, consideró que "es un error quitarlo si lo está haciendo bien y trabaja por mantener una buena cuadrilla". Al final son errores que se acaban pagando. Reconoció que en Huelva se han superado aquellos momentos en los que había falta de costaleros, con las excepciones de algunos pasos que no se acaban de completar. Por eso entiende que la labor de un capataz es fundamental para que esos pasos estén llenos. Carlos Hierro fue claro y dijo que los costaleros llegan "porque la Semana Santa se estaba muriendo". Las cuadrillas de profesionales se habían reducido mucho, esos hombres se dedicaban a otras tareas con mejores salarios. Aquellos "nuevos costaleros pusieron todo su corazón era una devoción y una necesidad el sacar los pasos". "Ahora -añade- el costalero tiene mejor técnica y hay muy buenos capataces".

Se planteó por Carmen Córdoba que hoy donde va un capaz va su cuadrilla, quizá perdiéndose ese sentimiento que antes movía al hermano costalero que sacaba a su cofradía y ahora puede llevar hasta cinco pasos, como el que hace deporte. Un tema interesante y de actualidad que centró una parte importante del debate. Carnicerito dijo que "para portar al Señor o a la Virgen, ninguno somos profesionales ni cobramos". Salió la palabra que ahora está definiendo lo que son costaleros que con su capataz van a sacar otras muchas cofradías. No son profesionales porque no cobran, pero tampoco hermanos y se autodenominan aficionados. Joaquín González lo defendía argumentando que es quien "hace algo porque le gusta, está en su hermandad pero también acude a aquellas otras a las que va su capataz". Se habló que esta denominación puede dejar vacío de contenido algo que hacen porque creen en lo que llevan arriba, hay quienes luego hasta acaban haciéndose hermanos. Quizá el problema que abordó la tertulia es que se ha pasado de un hermano costalero, al que se le otorgan todos los honores como valedor para el resurgir de las hermandades, y ahora es alguien que no se vincula a la hermandad sino al capataz que lo ha llamado. Francisco Hernández señaló que "cuando fallan las fuerzas, ser hermano es un valor añadido". Joaquín González decía que nunca se va a dejar tirado un paso.

No se puede infravalorar esta aportación porque es la clave para que los pasos puedan estar en la calle, haciendo realidad la Semana Santa y sin que a ninguno se le pueda arrancar del nombre de costalero el de cofrade, del hombre que cree en Dios. Una parte no menos importante de la tertulia se dedicó a la presencia de la mujer como costalera. En Huelva se ha mantenido con constancia y el año pasado ya cumplió el décimo aniversario la cuadrilla de costaleras del Cristo Yacente. No le faltó tiempo a ninguno de los contertulios, desde el propio invitado, para felicitar a este grupo de mujeres costaleras. Patricia Manota dijo que "este año a la igualá se presentaron 43" y a diferencia de otros pasos "hemos podido realizar todos los ensayos". Sí se dejó claro que en este mundo hasta ahora dominado en casi todo por los hombres le es más difícil a la mujer entrar en lugares como bajo un paso, pero también se reconoció que sin ellas el Cristo Yacente hubiese tenido muchos problemas para salir a la calle. Rocío Gómez Garrido destacó que "bajo las trabajaderas se vive igual que el hombre, con sus dificultades", pero todo es más difícil porque "no tenemos opción a poder elegir un paso".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios