'caso Nóos'

El juez rechaza imputar a la infanta Cristina

  • Castro sigue la recomendación de la Fiscalía, que no aprecia ningún indicio de que la Infanta conociera las actividades de su marido. Dos ex empleados de Urdangarin declaran que era Torres quien tomaba las decisiones.

Comentarios 50

El juez del caso Palma Arena, José Castro, ha rechazado la petición del sindicato Manos Limpias de que se cite como imputada a la infanta Cristina y de que se celebre un careo entre el duque de Palma, Iñaki Urdangarín, y su ex socio Diego Torres en relación de la pieza que versa sobre el Instituto Nóos. En un auto notificado y difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB), el juez también rechaza la pretensión del PP de Baleares de imponer a Manos Limpias "el actuar bajo una común representación y dirección". Tanto Manos Limpias como el PP balear están personados como acción popular en la pieza del caso en la que se investiga el supuesto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos, que fue presidido tanto por Urdangarín como por Torres.

Respecto a la petición de que se cite a la Infanta, la Fiscalía Anticorrupción se pronunció la semana pasada afirmando que no se la debía imputarporque no consta ningún indicio incriminatorio, ni documental ni testifical, del que se pueda extraer que conocía la supuesta actividad delictiva del duque de Palma. El ministerio público también argumentó su postura en que la responsabilidad penal es personal y que, por ello, la Infanta no debe responder penalmente de los actos supuestamente ilícitos de su marido. Tampoco existe para la Fiscalía ningún indicio de que la Infanta supiera de la actividad presuntamente ilícita de Urdangarín y de su ex socio Diego Torres para que el Instituto Nóos y Nóos Consultoria, empresa propiedad de ambos, se beneficiaran de contratos públicos.

En cuanto a su papel en el Instituto Nóos, entidad sin ánimo de lucro de la que la hija del Rey formaba parte en calidad de vocal, el fiscal cree que las decisiones las tomaba un comité de dirección en el que no figuraba la Infanta y que no consta que la junta rectora -en la que sí estaba como miembro- aprobara las líneas de actuación del organismo. Respecto a Aizoon, la empresa que comparte al 50% con su marido y que supuestamente sirvió para desviar dinero público, la Fiscalía apuntó que la Infanta no ostenta ningún cargo ejecutivo en ella y que su vinculación es meramente a nivel societario.

La misma línea siguió la acusación particular personada en la causa, la de la Comunidad Autónoma de Baleares, que rechazó una posible imputación de la Infanta al considerar que no hay indicios de que haya participado en nada ilícito relacionado con Urdangarín. El PP también se ha opuesto a que la Infanta fuera citada "como imputada ni como testigo" en la pieza separada en la que se investigan las actividades de Nóos. En su comparecencia ante Castro durante los días 25 y 26 del pasado mes, el duque de Palma manifestó que la Infanta "no tiene nada que ver" en las supuestas irregularidades detectadasen la gestión de fondos públicos recabados por el Instituto Nóos.

Ex empleados de Urdangarin declaran que era Torres quien tomaba las decisiones

Dos ex empleados de empresas propiedad de Iñaki Urdangarin y su ex socio Diego Torres han declarado al juez que este último era quien tomaba las decisiones de gestión de las sociedades investigadas dentro del caso Palma Arena por un posible desvío de dinero público.

Mario Sorribas, apoderado de Aizoon -la inmobiliaria que comparten Urdangarin y su esposa, la infanta Cristina- y que ostentó varios cargos en empresas de la supuesta trama, ha explicado que Torres le pidió que figurara como administrador de la sociedad De Goes en España, la cual sirvió supuestamente para desviar dinero público del Instituto Nóos a paraísos fiscales. Según fuentes jurídicas, el imputado ha dicho que no sabía para qué servía esta empresa -ligada a una homónima radicada en Londres que supuestamente se empleó para ocultar fondos- y que él tan solo acudió al notario a firmar sin tener idea de lo que rubricaba.

Sorribas ha desvinculado además a Urdangarin del Instituto Nóos a partir del año 2006, cuando el duque afirma que dejó la entidad por consejo de la Casa Real, y ha indicado que el marido de la infanta le nombró apoderado de Aizoon cuando se fue a vivir a Estados Unidos para que se hiciera cargo de los gastos corrientes de la empresa.

Antes de él ha declarado Juan Pablo Molinero, ex empleado de Nóos Consultoría, empresa propiedad de Iñaki Urdangarin y Diego Torres, y ha atribuido a este último la orden de enviar dos presupuestos para simular concurrencia en un contrato público que la Fiscalía cree que fue amañado. Molinero ha responsabilizado al ex socio de Urdangarin del presunto amaño de un contrato que hizo el Govern balear a Nóos Consultoría para el seguimiento de la repercusión en medios de comunicación del equipo ciclista Illes Balears, que patrocinó el Ejecutivo autonómico por mediación del Instituto Nóos.

A este contrato, que se tramitó por el procedimiento de negociado sin publicidad en el año 2003, se presentaron tres empresas: Sofres, Aizoon y Virtual Estrategies (parte de la supuesta trama de sociedades de Urdangarin y Torres para desviar dinero). Finalmente la adjudicataria fue Sofres, pero la Fiscalía sospecha que el negociado se amañó porque las tres propuestas fueron enviadas desde un mismo fax y en una de ellas, la de Aizoon, figura una firma atribuida a Urdangarin que el duque dijo que era falsa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios