PP y PSOE acogen con escepticismo el "nuevo contrato" del PNV

  • Populares y socialistas achacan la propuesta al desconcierto del partido que lidera Urkullu tras la debacle electoral y le exigen verdaderas políticas conciliadoras

El "nuevo contrato" que postula el PNV para la sociedad vasca ha sido recibido con frialdad por PP y PSE, que siguen sin ver claro que no sea una propuesta unilateral más.

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, salió ayer al paso de la propuesta que lanzó el sábado el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, recordando que en los comicios del domingo los nacionalistas "abanderaron" la hoja de ruta del lehendakari y pidió a la formación nacionalista una "reflexión profunda" para optar por una "nueva política que busque el entendimiento".

En una entrevista en la Cadena Ser, López mantuvo que, si el partido que dirige Urkullu realiza "una apuesta decidida por buscar el acuerdo con diferentes", sería un planteamiento "muy diferente" del de Ibarretxe, que vería "claramente corregida su posición política". López aseguró también que valorarán la propuesta Euskadi 2020 realizada por Urkullu cuando se presente oficialmente en primavera. "De momento no sé muy bien lo que pretende el PNV: en una semana hemos oído una cosa y la contraria, no es que hayamos oído matices, es que se han hecho valoraciones contrarias. Después de las elecciones y el martes en el Consejo de Gobierno volví a oír que la portavoz decía que o consulta o elecciones, volví a oír a los dirigentes del PNV que la hoja de ruta de Ibarretxe era inamovible".

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, aseguró ayer que el "nacionalismo no acaba de aceptar" el resultado de las elecciones generales y, fruto del "desconcierto" en el que vive actualmente, "mantiene la propuesta rupturista del lehendakari", a la vez que "anuncian otros tiempos", en alusión a la propuesta Euskadi 2020 anunciada por Urkullu. En declaraciones a Europa Press, Barreda advirtió que el PNV "va sumando en cada elección el peor de los resultados posibles" y ahora se "encastilla en planteamientos nominalistas". Según Barreda, el PNV no aceptó el resultado de las municipales, "que pudo maquillar a base de cesiones de los socialistas", y no comprendió el resultado de las autonómicas en el 2005 ni tampoco en 2001, cuando se produjo "aquella victoria por los pelos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios