Monago sale escoltado de la Universidad de Cáceres por una protesta contra los recortes

  • Un grupo de estudiantes había cerrado las salidas de la Facultad de Derecho para que el presidente extremeño no pudiera salir, y tres furgones de la Policía han tenido que abrirle paso a su coche oficial.

Comentarios 1

El presidente extremeño, José Antonio Monago, ha salido escoltado este mediodía por la Policía Nacional de la Facultad de Derecho de Cáceres ante la protesta de unos 200 estudiantes de la Universidad de Extremadura (UEX) que han cortado las salidas con gritos de "No a los recortes en educación".

Hasta el Campus Universitario se han desplazado tres furgones de la Policía Nacional, con una veintena de agentes, que han abierto paso al coche oficial de Monago hacia las 13:30 horas, cuando se han vivido momentos de tensión en un forcejeo protagonizado entre los agentes y varios estudiantes que querían impedir el paso del vehículo.

El suceso se ha desarrollado sin altercados de relevancia y, una vez que el coche del presidente ha abandonado el Campus, los agentes de la Policía Nacional han abandonado la Facultad en sus vehículos.

En ese momento, los manifestantes han aprovechado para volver a cortar el acceso e impedir la salida del resto de vehículos que intentaban abandonar los aparcamientos adyacentes a la Facultad de Derecho.

En el lugar también estaban presentes otra media docena de agentes de la Policía Nacional vestidos de paisano que permanecían a las puertas de la Facultad mientras que Monago asistía al acto institucional de San Raimundo de Peñafort, patrón del centro, en compañía del Fiscal Superior de Justicia de Extremadura, Aurelio Blanco, y el rector de la UEX, Segundo Píriz, entre otros.

Los manifestantes han llegado hasta la Facultad pasadas las 12:00 horas con pancartas en las que podían leerse lemas como "Contra los recortes en la UEX, lucha" y gritos contra la subida de las tasas en la institución educativa y la bajada de las partidas destinadas a la investigación.

Las pancartas también recogían frases en contra de la congelación salarial y la bajada de los recursos para los centros y departamentos de la Universidad.

En el transcurso de las protestas varios agentes de paisano han intentado disuadir a los manifestantes, que han respondido levantando las manos al grito de "éstas son nuestra armas" y "somos estudiantes, no delincuentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios