La aeronáutica vasca arrebata el segundo lugar en ventas a Andalucía

  • El sector aeroespacial vasco acaba con la supremacía andaluza de los últimos años al facturar 947 millones de euros · En empleo y número de empresas sigue por detrás

El País Vasco quiere arrebatar a Andalucía su posición como segundo polo aeronáutico de España, sólo por detrás de Madrid. La batalla, que viene de antiguo, se ha saldado a favor de la región andaluza en los últimos años, pero las cifras relativas al ejercicio pasado apuntan a que el sector vasco salió vencedor de la última contienda.

Los datos provisionales correspondientes a 2007 recogen que la industria vasca facturó 947 millones de euros, tras experimentar un "espectacular crecimiento del 15 por ciento", según Hegan, el cluster aeronáutico del País Vasco. Por su parte, las ventas del sector andaluz -según estimaciones avanzadas por el presidente de la Junta, Manuel Chaves- se situaron en los 900 millones, perdiendo con ello el segundo puesto del ránking nacional en términos de negocio.

A pesar de la persistencia de factores de preocupación como el precio del combustible, los retrasos de algunos programas (A380 y A400M) y la depreciación del dólar frente al euro, el sector aeronáutico vasco registró "un año excelente en el que se superaron las expectativas". Y es que las previsiones apuntaban a un crecimiento del 5 por ciento, que finalmente se ha triplicado. Sin embargo, la industria andaluza, pese a consolidar su avance, se quedó bastante alejada con un alza del 6,1 por ciento.

Para Hegan, el progreso de la industria aeroespacial vasca se produce en el marco de un ejercicio caracterizado "por resultados récord tanto en contratación de nuevos aviones como en entregas de los grandes fabricantes". Asimismo, destaca la estabilidad que proporciona el tener una cartera de clientes diversificada, ya que las firmas trabajan para todos los grandes constructores (Airbus, Boeing, Bombardier, EADS, Embraer) y fabricantes de motores (Eurojet, General Electric, Rolls-Royce).

Sin embargo, no todo son análisis negativos para Andalucía. La comunidad saca pecho en número de compañías, con 131 frente a 50 en el País Vasco. Además, su incremento es mayor, ya que se incorporaron seis firmas en 2007, mientras que la cifra se estancó del otro lado. Pese a todo, la envergadura de grupos como Alcor, Sener, Aernnova o ITP hicieron posible que, con menos empresas, el sector vasco registrara una mayor facturación.

Desde el punto de vista del empleo, la industria vasca avanzó a mayor ritmo (14 por ciento frente al 11 por ciento de Andalucía), pero dio trabajo a menos personas: 6.623 (el 65 por ciento fuera del País Vasco) versus 6.900.

Por su parte, Northrop Grumman y EADS lanzaron ayer mensajes contrarios en cuanto al traslado de 2.000 empleos de Europa a EEUU tras la consecución del megacontrato con el Pentágono. El grupo estadounidense lo aseguró en un comunicado y el europeo lo negó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios