Méndez señala que nunca hubo "tantas razones" para convocar una huelga

  • El secretario general de UGT asegura que la decisión ha sido "difícil", pero la considera necesaria debido a una "regresión social sin precedentes".

Comentarios 67

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha sostenido que la huelga general que ha convocado junto a CCOO para el 29 de marzo es la más justificada de la etapa democrática española, porque responde a "una regresión social sin precedentes". "En ninguna ocasión anterior había tantas razones", ha dicho Méndez en rueda de prensa previa a una reunión con delegados sindicales y afiliados a UGT en Burgos, en la que ha insistido en que los sindicatos utilizan las huelgas generales en España como "última alternativa" y de forma "cuidadosa", como evidencia el hecho de que sólo ha habido 7 convocatorias en los 35 años de democracia.

Para el secretario general de UGT, la decisión de convocar esta movilización ha sido "difícil, pero justa y necesaria" en función de la magnitud de la "agresión" al conjunto de la sociedad española que suponen la reforma laboral y los ajustes que afectan al Estado del bienestar. En este sentido, ha afirmado que la conjunción de la reforma laboral con los efectos de los ajustes sobre derechos que afectan directamente al Estado del bienestar, y que cree que aumentarán en un futuro próximo, provocarán en España "una regresión social sin precedentes".

Méndez ha insistido en que la huelga general no se debe entender como una confrontación democrática entre los sindicatos y el Gobierno, porque los afectados son toda la sociedad española y, especialmente, los trabajadores, porque "todos pierden y nadie gana" con la reforma y los ajustes. Para el secretario general de UGT, esta ha sido la primera vez en España en que un Gobierno se encuentra en poco más de un mes de mandato con un acuerdo entre patronal y los sindicatos y "lo tira a la basura."

Tras defender la convocatoria como "un ejercicio de un derecho intachable desde el punto de vista constitucional", el sindicalista ha tildado la reforma laboral de "brutal y sin precedentes", al tiempo que ha augurado que sólo servirá para incrementar el desempleo, al facilitar el despido de trabajadores. Cándido Méndez ha afirmado que las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno en la que hablaba que se habían producido 32 reuniones con los sindicatos para tratar sobre la reforma laboral le ha provocado "estupefacción". "Habrán tenido las reuniones con la patronal o con representantes de los empresarios, no con los representantes sindicales", ha dicho.

En su opinión, el hecho de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijera a sus socios comunitarios que va a realizar una reforma y que eso iba a provocar una huelga indica que "no tiene ninguna intención de negociar". Cándido Méndez ha acusado a Rajoy de no trasladar a Bruselas un acuerdo entre empresarios y sindicatos que era único en Europa porque incluía ajustes salariales y flexibilización del mercado laboral.

Toxo: "El Gobierno ha hecho la huelga inevitable"

El secretario confederal de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha manifestado que la postura del Gobierno sobre la reforma laboral ha hecho que la convocatoria de una huelga general, fijada para el próximo 29 de marzo, haya sido "inevitable". "Es la reforma más lesiva de toda la historia de la democracia porque ataca a los elementos más básicos del derecho del trabajo", ha asegurado el líder de CCOO, que este mediodía participaba en Ferrol en los actos del Día da Clase Obreira Galega, que conmemoran el 40 aniversario de la muerte de dos trabajadores navales que fueron abatidos a tiros por la policía franquista durante una manifestación en 1972.

En declaraciones a los periodistas, Fernández Toxo ha señalado que los sindicatos intentaron "hasta la saciedad", y sin éxito, forzar una negociación "para que la reforma laboral no viera la luz". Confía en que la movilización convocada para mañana junto a UGT en 60 ciudades de toda España, y la huelga prevista para el 29 de marzo sirvan como "llamada seria de atención" al Gobierno de Mariano Rajoy para que de marcha atrás al proyecto. "Queremos que tenga efecto sobre la tramitación parlamentaria", ha destacado Toxo, que ha expresado su deseo de que marzo "sea el mes en el que se pueda corregir la reforma".

"Espero que a Rajoy no le pase lo que le ocurrió siendo vicepresidente de Aznar en 2002", ha dicho en alusión al rechazo social que había generado el llamado "decretazo", y ha recordado que el entonces presidente del Gobierno había tenido que corregirlo "y por el camino se cayeron 6 personas del Consejo de Ministros". "España lo que menos necesita en periodo de recesión y con una expectativa de empleo tan negativa para 2012 es enconarse en la conflictividad social", ha finalizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios