El IPC vuelve al positivo y deja sin paga extra a los pensionistas

  • La tasa se sitúa en el 0,3% en noviembre y gana cinco décimas en un mes gracias al repunte del petróleo, el vestido y el calzado

Comentarios 1

Sin paga extra pero con más poder adquisitivo. Es el panorama -más halagüeño que el promedio español- que afrontan los pensionistas tras divulgarse el IPC de noviembre, cinco décimas superior al de septiembre y por fin en positivo en términos interanuales (+0,3%), dato que parece alejar definitivamente la amenaza de la deflación. El repunte lo han propiciado, básicamente, el petróleo (el barril de Brent alcanzó el mes pasado los 77,58 dólares, 23 más que un año antes), el vestido y el calzado.

La tasa interanual del 0,3% lograda en noviembre tras ocho meses de descensos consecutivos contrasta con la registrada en el mismo mes de 2008, que fue del 2,4%. El hecho de que el IPC se haya situado por debajo del 2% (la subida prevista para las pensiones en los últimos Presupuestos Generales) hará que por primera vez desde 1998 los pensionistas no sean compensados por la desviación de precios. Según datos del Ministerio de Trabajo, los ocho millones de pensionistas españoles han ganado este año entre 1,6 y 6 puntos de poder adquisitivo, equivalentes a unos 1.280 millones.

La inflación de noviembre está lejos de los máximos que se apuntó el IPC durante el verano de 2008 por la escalada del precio del crudo. Los precios tocaron techo en el mes de julio del año pasado, con un IPC del 5,3%. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender, entrando por primera vez en negativo en el mes de marzo de este año.

Según los datos publicados ayer por el INE, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en noviembre en el 0,2%, una décima más que en octubre, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el 0,4% interanual, un punto más que en octubre, lo que le hizo regresar también a tasas positivas después de ocho meses consecutivos en negativo.

En tasa interanual, 12 de las 17 comunidades retornaron a tasas positivas y cinco se mantuvieron en negativo. Canarias lideró las caídas de precios con una tasa del -0,9%. Le siguieron Castilla-La Mancha y La Rioja (-0,2%), y Murcia y Navarra (-0,1%). El regreso a los números verdes en noviembre lo capitanearon Cataluña (0,7%); Cantabria y País Vasco (0,6%); Madrid y Baleares (0,5%); Galicia y Comunidad Valenciana (0,3%); Aragón, Asturias y Castilla y León (0,2%); y Andalucía y Extremadura (0,1%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios