E.ON podrá decidir si adquiere los activos de Endesa hasta el 10 de abril

  • E.ON dispone de un plazo de diez días laborales para decidir si adquiere o no los activos ofrecidos por Enel y Acciona como parte del acuerdo alcanzado el 2 de abril del año pasado, de modo que el grupo alemán deberá adoptar su decisión antes del 10 de abril

Está previsto que este jueves se abran los sobres depositados el martes ante notario con el valor de los activos sujetos a la operación, calculado por los distintos bancos de negocio. Diversas fuentes consultadas por dan por hecho que los bancos diferirán en menos de un 10% en el precio final, con lo que esta parte del proceso quedará cerrada.

No obstante, el cierre de la venta se producirá más adelante, cuando la compañía de Wulf Bernotat anuncie qué activos quiere comprar. El grupo alemán no podrá renunciar individualmente a estos bienes, sino por bloques.

El acuerdo del 2 de abril contempla tres bloques de activos: los de Endesa en Europa, los adicionales en España y la filial de Enel en España Viesgo. E.ON tiene el derecho a renunciar a la compra de alguno de estos bloques, pero este derecho no le habilita para comprar sólo una porción de cada uno de los mismos.

La fijación del valor de los activos se producirá un año y un día después de que Enel y Acciona alcanzaran un acuerdo para la compra de Endesa que derivaría, seis días después, en el pacto de estas dos compañías con E.ON que cerró la pugna por la eléctrica española, iniciada en septiembre de 2005.

El precio de los activos se dará a conocer esta tarde, tras el cierre del mercado y en notas remitidas a los reguladores. Es probable que, al menos, Endesa y Viesgo remitan notas informativas.

El precio final no superará el límite de discrepancia del 10% que hubiera obligado a dilatar el proceso en al manos un mes, ya que los bancos designados han pactado aplicar un mecanismo que evitará superarlo. Los bancos que participan en la valoración son Morgan Stanley y Citibank por la parte de Enel y Acciona, y Deutsche Bank por la parte de E.ON. Además, Goldman Sachs se encarga de Viesgo.

En el pactoentre E.ON, Enel y Acciona suscrito a comienzos de abril, las dos últimas se comprometieron a vender al grupo alemán activos por 10.000 millones, entre ellos Viesgo, varias centrales españolas y los negocios de Endesa en Francia, Italia, Polonia y Turquía.

Los activos que han evaluado los bancos de inversión internacionales consisten en cerca de 2.400 megavatios (MW) de potencia instalada correspondientes a Viesgo, así como en derechos sobre más de 450 MW de electricidad de origen nuclear, tres centrales eléctricas y una central de gas de ciclo combinado en desarrollo.

El pasado 13 de marzo, el consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, dijo durante la presentación de resultados de la compañía que no se descarta que la adquisición por parte de E.ON de activos de Endesa incluya un intercambio en el que el grupo alemán aporte bienes materiales. No obstante, recordó que la operación es "en efectivo".

Anteriormente, Endesa había indicado que, en caso de que E.ON renuncie a adquirir alguno de los activos, podría acudirse a una subasta en la que aparezcan terceros compradores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios