Un equipo intermitente

  • En competición continental es capaz de lo mejor, mientras que falla en la Liga · El cuadro hispalense ha alternado pésimos partidos con actuaciones brillantes

El Sevilla intentará enlazar un segundo triunfo seguido tras su victoria ante el Osasuna (2-1) y tratará de retomar la regularidad de la senda de las victorias, después de haber encadenado unos últimos meses en los que no han sido capaces de enlazar buenos partidos seguidos. Capaces de lo mejor y lo peor, el Sevilla es un equipo con dos caras de la mano de Manolo Jiménez.

Los sevillanos llevan nueve victorias, dos empates y diez derrotas y deben mejorar sus números como visitantes, ya que sólo han sumado 5 de sus 29 puntos lejos del sánchez Pizjuan, fruto de una sola victoria, dos empates y siete derrotas.

La gran novedad es el regreso del portero Palop tras una lesión y que podría disponer de algunos minutos y alternar con De Sanctis, o incluso volver a la titularidad.

No regresan los jugadores africanos Keita y Kanoute, pese a haber terminado ya su participación en la Copa de Africa con Mali, mientras que sigue en esta competición continental Kone, con Costa de Marfil. Está incluido en la convocatoria el lateral izquierdo del filial Casado.

Para el partido son baja por lesión los jugadores Javi Navarro, Crespo, Kanouté y Keita, y por sanción Adriano, Jesús Navas y Chevantón.

La lista la integran los porteros Palop y De Sanctis; los defensas Daniel, Dragutinovic, Escudé, Mosquera, Boulahrouz, Fazio y Casado; los centrocampistas Renato, Maresca, Poulsen, De Mul, Capel, Duda y Alfaro, y los delanteros Kerzhakov y Luis Fabiano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios