"Estamos en desventaja con todos los rivales"

  • Pepe Rodríguez explica que el equipo "está desequilibrado" y "tiene carencias"

"Estamos en franca desventaja con todos los rivales". Pepe Rodríguez, entrenador del Ciudad de Huelva, está viviendo una de las peores temporadas de su dilatada carrera profesional en los banquillos. A los graves problemas económicos que sufre la entidad, que vuelve a adeudar tres mensualidades a todos sus empleados, se le une la delicadísima situación deportiva, complicada de por sí por la larga lesión de rodilla del nigeriano Ugonna Onyekwe, la reciente marcha de tres jugadores - Oriol Junyent, Chris Hernández y Ross Schraeder-, la llegada de Cameron Bennerman y Antonio Bustamante, y el frustrado fichaje del pívot Christian Heinrich, que deja al equipo 'cojo', especialmente en su juego interior.

"Tenemos carencias. Actualmente sólo cuento con ocho profesionales y ello nos crea problemas no sólo para afrontar los partidos con garantías, sino para entrenar", explica el técnico.

A día de hoy el Ciudad de Huelva sólo dispone de dos pivots natos (Antonio Morón y Darius Silinskis) y aguarda como agua de mayo la reincorporación de Onyekwe, que quizás a finales de esta semana o a comienzos de la que viene pueda trabajar ya con el resto de sus compañeros. Pero Pepe Rodríguez aclara que "Ugonna sigue con su trabajo de rehabilitación y no hay que tener prisa con él. Le veo como una opción a medio plazo. Seamos realistas: puede salir a la pista, pero otra cosa es contribuir con puntos, rebotes e intensidad defensiva. No nos olvidemos que de los dos últimos años ha estado año y medio parado debido a sus problemas en la rodilla. Ugonna es un gran jugador a partir de su físico, no por su talento. Por ejemplo, Oriol Junyent puede jugar cojo y es bueno porque tiene capacidad para 'leer' los partidos; en cambio Ugonna necesita correr y saltar para ser muy bueno. Es un jugador muy atlético". Luego explica que "Ugonna aún no salta y no ha hecho un sprint. Ahí se pueden sacar conclusiones para saber cómo está en su recuperación".

El objetivo del Ciudad de Huelva, que ha encadenado cinco derrotas consecutivas, ha variado. Ahora ya no se mira a los puestos que dan derecho a disputar las eliminatorias de ascenso, sino a lograr la permanencia -este año descienden los dos últimos directamente-. "Vamos a tener que sufrir. Habrá que ver cuántas victorias se necesitan para no descender aunque a día de hoy, con sólo ocho jugadores y dos pivots, veo complicado el poder ganar partidos, porque tenemos un equipo desequilibrado. No es que piense que mi equipo es malo y que no me veo capaz de motivar a mis jugadores, pero es que tenemos una desventaja muy grande respecto al resto de los rivales. Está claro que si cobrasen aumentaría su ilusión", enfatiza el técnico.

El entrenador argumenta también que las flojas actuaciones de Souley Drame en los últimos encuentros tienen una explicación. "Tiene un problema personal que no debo desvelar. Está muy preocupado y tiene la cabeza más en Mataró, que es donde está su familia, que en Huelva. Si él fuera un trabajador normal, por ejemplo un maestro, iría al médico y estaría de baja, pero como es un profesional está apechugando", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios