Grupo D

Ghana: La reválida del campeón mundial sub 20

Ghana volverá a un Mundial cuatro años después de caer en octavos de final de la edición de 2006 ante Brasil, en la que fue su primera clasificación de la historia.

Algo extraño si se tiene en cuenta que a los estrellas negras -nombre tomado de su bandera- siempre se les ha considerado uno de los equipos punteros del continente. Lo que no pudieron disfrutar mitos del país como Abedi Pelé o Anthony Yeboah lo han logrado por partida doble las nuevas generaciones, abanderadas por el todocampista del Chelsea inglés Michael Essien.

Él es la figura visible de un combinado nacional joven que se retroalimenta constantemente con los jugadores de las categorías inferiores. De hecho el mayor aval de los africanos será el último Mundial sub 20 de Egipto, donde se proclamaron vencedores imponiéndose a Brasil en la final con la ayuda de promesas como Dominic Adiyiah -proclamado mejor jugador del torneo- y Samuel Inkoom.

Aunque habrá futbolistas de ese bloque en la cita, todo parece indicar que el Mundial no es el mejor terreno para hacer probaturas y que el principal protagonismo lo tendrá la "vieja guardia". Muchos que ya estuvieron en Alemania repetirán a buen seguro como es el caso de los defensas Eric Addo (Roda, Holanda) y John Pantsil (Fulhamm, Inglaterra), del delantero Sulley Muntari (Inter, Italia) o del centrocampista Stephen Appiah (Bolonia, Italia).

Este último será una de las piezas clave después de haber recuperado la fe en el fútbol tras una serie de problemas en su rodilla que le llevaron incluso a estar sin equipo hasta hace algunos meses.

El encargado de llevar la batuta será el serbio Milovan Rajevac, un entrenador semidesconocido a nivel internacional en cuyo currículum sólo figuraban hasta la fecha equipos de su país (Estrella Roja, Vojvodina y Borac Cacak).

Rajevac se incorporó a la selección africana sustituyendo al eficiente técnico de categorías inferiores Sellas Tetteh y toma el relevo de otros preparadores foráneos como Claude Le Roy -que dirigió a la selección durante la Copa África de 2008 celebrada en el país- o Radomir Dujkovic, entrenador en el Mundial de Alemania.

El nuevo responsable ha demostrado ser eficaz y tras pasar como líder en la primera fase de grupos superando en el triple empate a Gabón y a Libia, certificó el acceso a Sudáfrica en la segunda, con una sola derrota ante Benín y un empate ante Mali en las dos últimas jornadas.

Y todo ello con un fútbol netamente ofensivo en el que la búsqueda del gol por encima de todo se ha convertido en la seña de identidad, siempre con el rigor táctico como telón de fondo.

Ghana ya causó una buena sensación en su primera participación en el año 2006, cuando contra todo pronóstico venció y dejó fuera en la primera fase a Estados Unidos (2-1) y República Checa (2-0). Sin embargo las derrotas ante Italia (2-0) y ante Brasil (3-0) demostraron que aún había un paso que dar para poder plantar cara a los equipos importantes. Sudáfrica será un buen lugar para demostrarlo.

Once ideal: Richard Kingson (Wigan, Inglaterra); John Pantsil (Fulham, Inglaterra), Eric Addo (Roda, Holanda), John Mensah (Sunderland, Inglaterra), Samuel Inkoom (Basilea, Suiza); Anthony Annan (Rosenborg, Noruega), Michael Essien (Chelsea, Inglaterra), Stephen Appiah (Bolonia, Italia), Sulley Muntari (Inter, Italia); Matthew Amoah (NAC Breda, Holanda) y Asamoah Gyan (Rennes, Francia).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios