Apuesta por el 'crono' en 2008

Comentarios 0

La 91ª edición del Giro de Italia, cuyo trazado oficial fue dado a conocer ayer en un acto celebrado en Milán, a priori parece menos duro que la pasada edición, destacando las cuatro etapas cronometradas y tres de alta montaña que integran su recorrido.

La prueba comenzará el 10 de mayo en la ciudad siciliana de Palermo, con un contrarreloj por equipos y terminará el 1 de junio, en Milán, con una crono individual de 23,5 kilómetros. Entre ambas ciudades un maratoniano paseo, ya que serán cerca de 3.423 kilómetros repartidos en veintiuna jornadas.

Junto a las dos cronos, la del comienzo y el final, por medio otras tantas. La de la décima jornada, tras el día de descanso y poco antes de llegar a la alta montaña. El escenario será un circuito entre Pesaro y Urbino de 36 kilómetros; mientras que la otra tendrá como llegada el alto de Plan de Corones con 13,8 kilómetros.

La denominada alta montaña esta concentrada en tres etapas destacando la décimo quinta etapa que tendrá por escenario el corazón de los Dolomitas.

En el viaje, que se iniciará en la ciudad de Arabba y terminará en la estación Dolomiti Starts, por medio se encuentran los míticos paso del Pordoi, San Pellegrino, Gian, Falzarego y Fedaia.

Un día que reúne todos los alicientes para ser clave, horas después del primer envite serio de montaña, de la jornada que termina en Alpe di Pampeago y a pocas de la cronoescalada que tiene como llegada Plan de Corones.

Son tres de las cuatro jornadas catalogadas de alta montaña, la otra es la que termina en Monte Pora, una de las más largas de la presente edición, con 227 kilómetros.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios