El alcalde de Pajaroncillo dice que el matrimonio dijo ser de Sevilla y estar de vacaciones

Los vecinos de la localidad conquense de Pajaroncillo tenían poco trato con el matrimonio que se había trasladado a su pueblo desde hacía pocas semanas, y que ayer fue detenido para prestar declaración sobre la muerte de la niña de cinco años Mari Luz Cortés en Huelva.

Los vecinos de la localidad consultados han negado que esta pareja tuviera ninguna relación con los vecinos del pueblo, "tan sólo decir adiós cuando bajaban a comprar", apuntó una vecina.

Según explicó otra vecina, "por aquí no han venido nunca, no eran del pueblo, la casa en la que vivían estaba vacía y se metieron allí". Los vecinos de este pequeño pueblo de 89 habitantes de la Serranía Baja aseguran que el matrimonio apenas llevaba uno o dos meses viviendo en el pueblo.

Un vecino señaló que "aquí nunca han hecho nada feo, pero tampoco teníamos relación, no eran conocidos en el pueblo". Un buen número de habitantes de la localidad no vive allí en invierno, y como explicó una vecina, "me enteré cuando llegué aquí de que habían alquilado esa casa, pero nada más".

El alcalde de Pajaroncillo dice que el matrimonio dijo ser de Sevilla y estar de vacaciones

Asimismo, el alcalde de Pajaroncillo, Juan Gregorio Requena, señaló hoy que el matrimonio ha hecho vida normal durante el último mes en el pueblo, donde decían estar de vacaciones, y que ambos aseguraron ser de Sevilla.

Requena manifestó que "estos señores llegaron al pueblo a pasar uno o dos meses de vacaciones. Alquilaron una casa de unos señores que viven en Valencia, y me comentaron en alguna ocasión que habían pagado dos meses por adelantado".

Además, en la línea de lo comentado también por los vecinos, el primer edil de esta localidad conquense de menos de 100 habitantes señaló que "no he visto nunca que se hayan metido con nadie".

"Han hecho una vida normal, yendo al centro médico, haciendo sus compras y esas cosas. La verdad es que, si se confirma que son quienes dicen, no me lo esperaba y no me hace gracia que hayan estado más de un mes en el pueblo", aseguró.

El alcalde sí que señaló que "a ella le gustaba ver la televisión andaluza, ellos decían que eran de Sevilla y que en Sevilla tenían un piso". Añadió que "cuando viene aquí el coche de línea se iban a Cuenca a hacer algunas compras, en lugar de hacerlas en Carboneras o por aquí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios