Sucesos

La mujer del presunto asesino de Mari Luz queda en libertad con cargos

  • Santiago del Valle y su hermana continúan prestando declaración en las dependencias policiales

Comentarios 51

Tres personas han sido imputadas hasta el momento por "homicidio involuntario" en relación con la desaparición y la muerte de la niña onubense Mari Luz Cortés, entre ellos el matrimonio detenido el martes en Cuenca y una hermana del principal sospechoso.

Así lo han indicado fuentes de la investigación, que han explicado que tanto el presunto autor material de los hechos, Santiago Del Valle García, como su hermana se encuentran detenidos en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Cuenca, mientras que su esposa ha quedado en libertad con cargos. Los tres serán trasladados en las próximas horas a Huelva, donde el Juzgado de Instrucción número 1 instruye el caso bajo secreto de sumario.

Según estas fuentes, el principal imputado ha declarado que la muerte de Mari Luz se produjo de forma involuntaria, aunque ha reconocido que le taparon la boca cuando le acompañaba por voluntad propia. En su segunda declaración ante la Policía --ya había sido detenido anteriormente como sospechoso-- ha reconocido que la niña falleció en su compañía, pero que su deceso se debió a que "cayó" y falleció accidentalmente.

El matrimonio es vecino de la familia de la pequeña en la barriada de El Torrejón de Huelva y residía de manera temporal en el municipio conquense de Pajaroncillo, donde se produjeron las detenciones. Se especula con que el traslado a Cuenca pudo deberse al miedo de la pareja a posibles represalias de los familiares de la niña.

La detención ha sido posible tras analizar los restos del cadáver de la pequeña, que permaneció 54 días desaparecida desde el 13 de enero hasta que su cuerpo sin vida apareció en la ría de Huelva el 7 de marzo. Los resultados de las dos autopsias practicadas al cadáver ya obran en poder del juez y relacionarían a los arrestados con el caso.

El cadáver de la niña no presentaba signos externos ni internos de agresión sexual y la autopsia ha confirmado la asfixia como causa de la muerte. Fuentes de la investigación han explicado a Efe que cuando se practicó la autopsia al cuerpo de la niña, los forenses detectaron también la rotura de una costilla, lesión que podría ser resultado de un forcejeo o del intento de inmovilizar a la pequeña.

Al parecer, el principal sospechoso, de 52 años, posee antecedentes policiales por abusos sexuales a una de sus hijas, según indicaron fuentes de la investigación. Era, de hecho, el principal sospechoso del caso e incluso fue interrogado en Granada tras la desaparición de la niña, aunque en ese momento no se encontraron pruebas sólidas que permitieran su arresto. Los padres de Mari Luz también lo habían identificado como el principal sospechoso.

La vivienda del matrimonio en Huelva se encuentra en el trayecto que pudo seguir Mari Luz cuando salió de su casa para comprar chucherías en un quiosco cercano.

Por su parte, el padre de Mari Luz, Juan José Cortés, ha señalado que ha conocido la noticia de la detención esta misma mañana y que, aunque oficialmente no hay confirmación, "sabemos que es él, estamos seguros y no es una sorpresa para mí", tras lo que ha declinado a hacer más declaraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios