La Policía Judicial investiga la extraña desaparición de una mujer de 42 años

  • Un fuerte dispositivo de agentes de la Guardia Civil y un centenar de vecinos organiza una batida para recorrer los alrededores del municipio en busca de pistas

La Policía Judicial de la Guardia Civil está investigando la extraña desaparición de una vecina de Aguilar de la Frontera, Ángeles Zurera Cañadillas, de 42 años, que el pasado domingo, en torno a las 15.00, salió de su domicilio avisando a uno de sus hijos que volvería en seguida pero que, sin embargo, ya no volvió a aparecer. El Juzgado de Aguilar, que dirige la investigación, ha decretado el secreto de sumario.

La alarma llegó cuando el lunes no acudió al taller de empleo en el que trabaja, ya que a la ahora desaparecida le correspondía abrir la puerta del edificio donde se imparte el curso. Fue una sobrina de Ángeles, que también es alumna del taller de empleo, la que se dirigió a su casa y pudo comprobar, junto a los hijos, que no había pasado la noche allí. A partir de entonces, los familiares pusieron el hecho en conocimiento de la Guardia Civil, que ayer dirigió una batida vecinal por las inmediaciones y alrededores de donde vivía la desaparecida, la zona conocida como Cerro Poca Paja. El rastreo, en el que participaron en torno a unas 200 personas entre vecinos, familiares, amigos y miembros de las fuerzas de seguridad de Aguilar, se inició a las 15.00 y se prolongó hasta que oscureció. Muchos de los ciudadanos acudieron a la búsqueda después de que la Policía Local recorriese las calles y mediante un megáfono informase de la misma y de la posibilidad de participar en ella si lo deseaban. Los familiares, a pesar de estar destrozados por lo ocurrido, mostraban su agradecimiento por todo el apoyo y la ayuda recibida.

Para desarrollar la batida de la zona todos los participantes se dividieron en distintos grupos que recorrían y revisaban palmo a palmo cada metro cuadrado de terreno. La búsqueda no dio resultados positivos, por eso hay convocado un segundo rastreo para hoy a partir de las 15.00.

Los familiares de la desaparecida no han podido averiguar aún como iba vestida cuando se ausentó, pues aunque uno de sus hijos se encontraba con ella en casa no se percató de la ropa que llevaba puesta. Precisamente, este mismo hijo sí ha indicado, según fuentes familiares, que una vez que su madre salió de casa escuchó fuera el claxon de un automóvil, sin que se conozca aún si puede tener o no alguna relación con lo sucedido. Los familiares han comprobado que Ángeles no se llevó consigo ningún objeto personal, pues en su casa han hallado sus gafas, las lentillas, el monedero e, incluso, el DNI

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios