La Junta decide primar el agrupamiento familiar sobre la cercanía al colegio

  • Tener un hermano en el centro educativo contabilizará 13 puntos · Los padres que escolaricen a sus hijos en un mismo colegio lograrán plaza con más facilidad

Comentarios 41

Las familias que quieran tener a sus hijos en un mismo colegio lo tendrán a partir del próximo curso más fácil. La Junta acaba de publicar un proyecto de decreto por el que cual otorga la máxima puntuación (13 puntos) a los alumnos que vayan a escolarizarse en un centro educativo público o concertado y que ya cuenten con un hermano estudiando en él. Esta modificación supone un cambio trascendental en la baremación para ocupar una plaza escolar financiada con fondos públicos, ya que el agrupamiento familiar primará sobre la cercanía al colegio, factor que hasta ahora ha sido clave para lograr entrar en el colegio elegido por los padres.

El borrador que hizo público ayer la Consejería de Educación modifica el anterior de 2007, por el cual la circunstancia de contar con un hermano matriculado en el colegio otorgaba seis puntos al menor que aspiraba a entrar en dicho centro educativo. Con la modificación que quiere llevar a cabo la Junta el agrupamiento familiar se convierte en el principal criterio a la hora de acceder a un colegio sostenido con fondos públicos, ya que la puntuación pasa a ser de 13, más del doble. Este incremento deja en un segundo plano la cercanía al centro escolar, principal motivo de fraudes entre las familias andaluzas para conseguir plaza en un colegio y que seguirá contando 10 puntos.

La mayor ponderación de este criterio intenta lograr la conciliación de la vida laboral y familiar de los padres durante la etapa educativa de sus hijos y que las asociaciones de padres de alumnos vienen reclamando desde hace años.

Las novedades que incluye el borrador no se limitan sólo a la puntuación, sino que ofrece más posibilidades a las familias que se encuentran en tales circunstancias. De este modo, además de otorgar 13 puntos a los menores que ya cuenten con un hermano en el colegio donde sus padres quieren matricularlo (siempre que la plaza que ocupen sea de financiación pública), el borrador contempla que cuando varios hemanos de la misa edad soliciten un puesto escolar, la admisión de uno supondrá la de los demás. A este caso se une el de que existan dos o más peticiones de escolarización de hermanos para cursos distintos, para esta circunstancia, en el momento que uno de ellos resulte admitido, se concederá a los demás los 13 puntos.

El borrador sigue incluyendo en este concepto a los hijos de parto múltiple y la consideración de hermanos a aquéllos menores sometidos a tutela o acogimiento familiar permanente o preadoptivo legalmente constituido dentro de la misma unidad familiar.

No es la primera vez que la Consejería de Educación cambia su política de escolarización para favorecer el agrupamiento familiar. En este sentido, hay que recordar que el decreto que es ahora objeto de reforma se aprobó en enero de 2007 y entre sus objetivos ya se encontraba el de facilitar la escolarización conjunta de los hermanos. Entonces tener un hermano matriculado en un colegio pasó de contar 3 puntos a 6. Sin embargo, los intentos no fueron suficiente y fueron muchas familias las que siguieron sufriendo las consecuencias de tener a sus hijos en distintos colegios, con los consiguientes incovenientes de horarios y desplazamientos.

Otro segundo intento se llevó a cabo a principios de año, cuando las delegaciones provinciales de Educación publicaron los nuevos mapas escolares de los municipios, por el cual los padres que quieren matricular a sus hijos en un colegio que no pertenezca a su zona de escolarización por residencia familiar o laboral, cuentan con una nueva ventaja, ya que obtienen 6 puntos si el área de influencia del centro docente donde quieren obtener plaza es fronteriza con la suya. Pese a las buenas intenciones de la Administración, bastantes familias continúan sin poder reunir a sus hijos en un mismo colegio, motivo por el cual Mar Moreno, recién nombrada consejera de Educación, fijó como uno de sus objetivos primordiales el cambio en la baremación para lograr el agrupamiento familiar, una promesa que se cumple ahora con este borrador.

Federaciones de padres de alumnos como Confapa ya se congratulan de la medida tomada por la Junta. Su presidente, Juan María del Pino, cree que con el decreto "se alejará el fantasma que padecen muchas familias de tener a sus hijos en varios colegios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios