La Sal: Cloruro sódico

Desde la más remota antigüedad uno de los motores económicos de nuestras costas ha sido la producción de sal, producción que ha llegado casi sin variaciones a nuestros días. El método empleado es el de estanques y compuertas que aceleran la evaporación y por evaporación y precipitación selectiva se separan la sal común (cloruro sódico) del resto de los componentes solubles que lleva el agua marina en su composición.

La sal que se va decantando se retira con rastros de madera y una gran habilidad de los salineros, se amontona en los costados formando pilas que primero escurren el agua que la acompaña y posteriormente se seca por evaporación al sol.

Los productos que se obtienen son:

SAL MARINA NATURAL

La sal marina natural se extrae tras la precipitación en las pilas con un rastrillo de madera de tres metros de hoja y algo más de un palmo de altura de hoja.

El proceso de lavado se realiza con un vaivén dentro de la pila con el rastrillo y posteriormente se saca depositándola en cordones en el costado de la pila donde se deja para que escurra y seque al oreo. El producto ya sale limpio, blanco y brillante, sin necesitar ningún otro proceso posterior, el proceso de producción que es de cuatro meses aproximadamente.

La sal marina es pura, está libre de contaminación por metales, sustancias radioactivas, pesticidas u otros residuos contaminantes; contiene un 97% de cloruro sódico, siendo el resto de los componentes sales de bromo, magnesio, yodo, hierro, flúor y carbonatos.

Su sabor es salado, sin amargor residual lo que la hace ideal para la cocina de pescados y carnes a la sal, así como conservante en salmuera o para salazones como mojamas, ahumados o elaboración de jamones.

FLOR DE SAL

Se denomina flor de sal a la sal que se produce en la primera concentración de la salina. No se precipita, se forma una capa muy fina de sal en la superficie que se recoge y almacena aparte; también se produce al alba al enfriarse el agua de la balsa y tener menos poder de solubilidad.

Su recolección es rápida pues con cualquier cambio de presión o temperatura se disuelve y desaparece.

Esta considerada la de mejor calidad y según los más expertos, dicen que tiene un ligero sabor a violetas.

SAL DE ROCA

Se formó en tiempos geológicos remotos por desecación de lagos o formaciones lacustres subterráneas.

Está presente en la tierra y se encuentra en depósitos subterráneos, como vetas de sal impactadas. En Cataluña están las minas de Cardona, hoy sin producción, y Suria, con sal potásica.

En Polonia hay grandes yacimientos de sal en el Sur, hoy sin actividad por el bajo costo del producto.

En África hay varias instalaciones mineras de sal, por ejemplo en Argelia. En Marruecos son salinas interiores de agua saladas que surgen de la tierra.

Hay una sal de roca que se produce en el Tíbet, curiosamente se emplea más de condimento para la elaboración de vidrieras.

Aunque la sal es fundamental para la vida, su exceso puede acarrear hipertensión y su falta sed; en las minas africanas y en los desiertos se suele añadir una cierta cantidad de sal en el agua para evitar el exceso de sudor y los calambres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios