Extracción de sangre solidaria

  • El salón de chimeneas de la Casa Colón acoge la primera macrocolecta programada por el Centro de Transfusión

  • Tres médicos y siete enfermeros conforman el equipo de profesionales

En el salón de chimeneas de la Casa Colón, en la capital onubense, se habilitó ayer una vez más una sala de extracción de sangre en la primera de las cuatro macrocolectas programadas por el Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Huelva para 2018, con el objetivo de reforzar las reservas de cara al periodo vacacional de la Semana Santa, en el que se reduce el número de donaciones.

Lola Fernández, responsable del Centro de Transfusión, comentó que gracias al llamamiento que el pasado 6 de marzo realizó el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para que se donara sangre y "a la buena respuesta de los donantes", las reservas están ahora "en el nivel" para garantizar la actividad asistencial en los hospitales.

Las personas que quieran donar sangre pueden hacerlo hoy de 16:30 a 21:30

Fernández destacó que los onubenses son muy solidarios, de hecho, Huelva es la tercera provincia andaluza con mayor tasa de donación de sangre por cada mil habitantes.

A pesar del mal tiempo, fueron muchos los ciudadanos que se acercaron hasta la Casa Colón, donde se instalaron doce camillas y una máquina de plasma. El equipo sanitario estaba formado por tres médicos, siete enfermeros y dos conductores celadores que contaron con la colaboración de cuatro voluntarios de la Cruz Roja y de la Asociación de Donantes de Huelva.

La macrocolecta comenzó a las cuatro y media de la tarde, y a las cinco ya habían pasado veinte personas. Para poder donar hay que tener entre 18 y 65 años de edad y un peso igual o superior a los cincuenta kilos. Las extracciones de sangre se realizaron hasta las nueve y media de la noche. Los que quieran donar sangre también podrán hacerlo hoy en la sala de chimeneas de la Casa Colón en el mismo horario, de 16:30 a 21:30.

A todo aquel que fue llegando le cogieron los datos antes de pasar al médico, para comprobar que "la donación no tiene riesgo para el donante ni para el posible receptor de la sangre", apuntó la responsable del Centro de Transfusión. A continuación, les atendió un enfermero para descartar que pudieran tener anemia. Si todo estaba correcto, se les designaba una camilla y se procedía a la donación.

Diez o quince minutos después, una vez extraída la sangre los donantes eran invitados a tomarse algo en un espacio preparado para ello. En una mesa se había dispuesto una variedad de bebidas, entre ellas agua, zumos, batidos o Coca Cola, y algo para picar, pudiendo elegir entre dulce o salado, entre fruta, chucherías o frutos secos. "Lo fundamental es que se hidraten", recalcó la médico Raquel Muñiz, que señaló que "cuando se han tomado algo, bebido sobre todo, y descansado un rato se pueden ir". Explicó que mientras permanecen en esta zona "se les echa un ojo para ver si se marean o no".

A lo largo de la tarde pasaron por la Casa Colón personas con su carné de donante, que aprovecharon que las extracciones se realizan estos días en el centro de la capital onubense para no tener que desplazarse al hospital Juan Ramón Jiménez, que es donde se encuentra el Centro de Transfusión. También acudieron ciudadanos que donaban sangre por primera vez.

Entre los donantes se encontraba Andrea Rodríguez, que dona sangre desde que cumplió la mayoría de edad, suele hacerlo hasta tres veces al año. Indicó que normalmente va al hospital Juan Ramón Jiménez, pero le llegó el mensaje de que se iba a realizar esta macrocolecta y decidió acercarse.

Juan Rodríguez, pareja de Andrea, es donante desde que tenía dieciocho años. Él acompañaba a su padre cuando iba a donar sangre y cuando cumplió los dieciocho empezó a donar él. Su grupo sanguíneo es el O negativo, es "donante universal y me llaman mucho".

Para María Luisa López fue la primera vez que donaba sangre. Subrayó que "la gente se tiene que concienciar de que hay muchas personas que la necesitan", a lo que añadió que "aportando un poco cada uno podemos contribuir a salvar muchas vidas". Después de la experiencia tiene claro que seguirá donando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios