'La Jugada', el renovado carrusel con acento andaluz

Llega el clásico del fútbol español, el Real Madrid-Barça, y eso repercute en la programación de las cadenas de televisión y de la radio. En este medio, uno de los referentes para los amantes del deporte, y en particular, del fútbol, es el programa La Jugada, que desde hace unas semanas ha adoptado la forma de carrusel para las retransmisiones de los fines de semana, y que cuenta con dos cabezas visibles: Fernando Pérez y Pepe da Rosa.

"Este nuevo formato de emisión arrancó hace un par de semanas, ofrecemos siete horas de radio en directo", señala Pérez Cabrales. Las comparaciones con el histórico carrusel de la Ser son inevitables, "digamos que Pepe da Rosa adopta la función más divertida y sería nuestro Pepe Domingo Castaño, mientras que yo sería el conductor del programa y haría las veces de Paco González", apunta.

Para Fernando Pérez, la oferta que le planteó Canal Sur fue irrechazable. "Lo del carrusel es un reto para mí. Me gusta el directo, y nuestra intención es ofrecer a los radioyentes un espacio ágil, con ritmo, aprovechando las ventajas que nos aporta el acento andaluz, y sobre todo, dirigido a todos los públicos, y que no sólo nos escuchen los que saben de fútbol".

Uno de los retos de La Jugada se presenta con el partido que disputan hoy el Real Madrid ante el Barcelona (por taquilla en Digital + y plataformas). "Contamos con un especial que comienza dos horas antes del partido con los comentarios de los entrenadores José González y Julián Rubio y el de los periodistas Paco Cepeda y Tomás Furest. Vamos a hacer conexiones con la peña madridista de Tánger y la barcelonista de Tetuán. Además, tendremos un amplio despliegue de periodistas y técnicos en el Santiago Bernabéu. Uno de los comentaristas será Manolo Ruiz, segundo entrenador de Bernd Schuster".

Pese a todo, el programa realiza un amplio seguimiento a los equipos andaluces, con todo lo que ello puede suponer para la falta de objetividad. "Al poner el acento sobre los equipos andaluces, es normal, que en ocasiones este factor sea un obstáculo para la credibilidad. Hay veces que algunos redactores se dejan llevar por la emoción, pero la norma general es evitar ese tipo de comportamientos en las retransmisiones deportivas, por el bien de la profesionalidad a la hora de informar", subraya Fernando Pérez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios