Como en un test de embarazo

  • Investigadores de la Universidad de Sevilla inventan unas tiras con las que detectar en apenas unos minutos qué alimentos contienen gluten tóxico para los celíacos

Comentarios 1

Tan fácil como un test de embarazo. Un grupo de investigadores del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla, dirigidos por la profesora Carolina Sousa, ha diseñado un sistema por el cual los enfermos celíacos podrán detectar cuáles son los alimentos que les pueden resultar dañinos.

El asunto no es baladí si se tiene en cuenta que la enfermedad celíaca (intolerancia permanente al gluten) es considerada como la enfermedad crónica gastrointestinal más común que existe (afecta al 1% de la población mundial) y que, en la actualidad, no se conoce más tratamiento que el observar una dieta estricta, algo que no es precisamente fácil. La proteína llamada gluten se encuentra "en el 80% de los alimentos", indica Carolina Sousa (en el pan, la harina, las pastas, los embutidos, los chocolates, los turrones, los postres lácteos...) e incluso en el adhesivo de los sellos y los sobres y algunas medicinas y vitaminas, lo que hace que los pacientes tengan que adquirir alimentos tratados (que no siempre se encuentran en todos los establecimientos) cuyo sobrecoste en la cesta de la compra puede suponer más de 1.700 euros anuales.

Hasta ahora, el enfermo ha tenido que recurrir a la lista de productos aptos para celíacos que facilitan las asociaciones de afectados por este mal o a sistemas de detección que avisaban tanto del gluten tóxico como del no tóxico, por lo que pagaban justos por pecadores. La gran novedad del sistema elaborado por el equipo de la Universidad de Sevilla (que ha contado con la colaboración de la empresa biotecnológica sevillana Biomedal y el Instituto López Neyra del CSIC) es que detecta sólo el gluten que es tóxico para los celíacos (el 10% de esta proteína). "De esta forma, la señal obtenida es proporcional al potencial daño que ese alimento le proporciona al enfermo celíaco, dando como resultado un sistema de detección con extraordinaria especificidad, sensibilidad y fiabilidad para detectar alimentos dañinos para personas celíacas", indica Carolina Sousa.

El sistema, que se basa en la acción de los anticuerpos monoclonales, es muy parecido al de un test de embarazo. Son unas tiras que, introducidas en el alimento, informan al enfermo de forma rápida y fiable de si el producto es apto o no para el consumo. En un principio, el sistema está pensado para la industria agroalimentaria, cada vez más presionada por las grandes superficies para que identifiquen si sus alimentos son aptos para el consumo de celíacos, "aunque el objetivo final es mejorar la calidad de vida de los enfermos, ya que permitirá prevenir intoxicaciones y aumentar la variedad de alimentos que pueden tomar. Otros productos analíticos disponibles actualmente no son tan específicos como el nuestro y dan reacción cruzada con algunos alimentos como el chocolate o las harinas de algunas legumbres", matiza la profesora. Lo mejor de todo es que apenas se necesitan unos minutos para que la tira de su veredicto en forma de una tira coloreada.

El proyecto, financiado por la Corporación Tecnológica de Andalucía, se traduce comercialmente en el producto Glutenox y ya cuenta con "el interés de los colegios de farmaceúticos". El mayor reto es ahora diseñar una pequeña máquina que facilite el análisis de los alimentos sólidos, "ya que el de los líquidos es muy fácil, sólo consiste meter la tira y esperar". Como en un test de embarazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios