Sociedad

"No quiero ser como papá"

  • El 93% de los niños prefieren ejercer una profesión distinta a la de sus padres cuando sean mayores · Dan todo tipo de soluciones para arreglar la actual crisis económica

Comentarios 1

La sinceridad es la cualidad que mejor caracteriza a los niños. Demuestran con sus palabras, en ocasiones de una forma muy particular, la realidad en la que viven, captada del entorno en el que se mueven, ya sea en el ámbito familiar o social. Y con sus afirmaciones pueden llegar a mostrar su disconformidad, sus deseos de futuro e incluso los remedios más sencillos para el problema del que más escuchan hablar en sus casas en los últimos meses, la crisis económica. Éstos son sólo algunos de los puntos que ha recogido la quinta edición de la encuesta ¿Qué quieres ser de mayor? realizada por la Fundación Adecco a 2.000 niños de 4 a 16 años con y sin discapacidad de toda España.

Entre las conclusiones más sorprendentes destaca el rechazo que tienen los menores para seguir los pasos de sus progenitores. Un 93% afirma no querer ser como sus padres cuando sean mayores. El entorno de libertad en el que crecen los niños en la actualidad parece ser la principal causa de este hecho, ya que permite a los pequeños tomar decisiones con independencia de sus padres.

Según la psicóloga Becerro de Bengoa, el niño modifica su modelo a imitar a medida que va creciendo y "pasa de querer se como papá o mamá a seguir modelos más sociales, como pueden ser los deportistas más televisivos del momento". Esto parece ser cierto, al menos en el caso de los niños, ya que un 18% afirma que de mayor quiere ser fubtolista. Las niñas en cambio se decantan por seguir los pasos de un modelo más cercano. Una de cada cuatro afirma querer ser profesora. Becerro de Bengoa señala que los valores más relevantes para los menores son el reconocimiento y la benevolencia. Así, en el caso de los niños, optan por el reconocimiento que supone ser una gran estrella del fútbol mientras que las niñas se decantan por la enseñanza, que está directamente relacionada con ayudar a los demás.

Sobre el tipo de trabajo que elegirían, más de la mitad tienen aspiraciones emprendedoras, ya que el 56% estaría dispuesto a crear su propio negocio, frente al 43% que preferiría trabajar para terceros. De las profesiones elegidas, entre las que también destacan desde explorador o cómico hasta astronauta o ninja, sólo dos menores eligieron tener una profesión política. Uno de ellos, procedente de Castilla y León, quiere ser presidente del Gobierno mientras que otro prefiere ser alcalde de Albacete.

Aunque los más pequeños no sólo piensan en qué trabajarán cuando sean mayores. También ya tienen calculado en qué se gastarán sus primeros sueldos cuando empiecen a cobrarlos. Así, niños y niñas coinciden en repartir su fuente de ingresos entre los más allegados. Pero no todas las respuestas son igual de realistas. Los hay que no se olvidan de los aspectos que hacen feliz su vida diaria. Así, una niña andaluza de 4 años dedicaría su sueldo en "comprarme chicles y vestidos" y otra de Cataluña de 8 años gastaría "todo mi dinero en darme masajes". También los hay que van más allá y prometen que, con su dinero, haría que "en los comedores de los colegios hicieran comida más rica".

Pero la esta edición de la encuesta elaborada por la Fundación Adecco también ha querido reflejar cómo ven los más pequeños la crisis económica. Aunque se traten de niños algunas de sus respuestas no suenan tan disparatadas. En lo que más de acuerdo están es en bajar los precios (el 20% de los encuestados), ahorrar más (11%), crear más empleo (10%) y no despilfarrar (7%).

Sin embargo, entre las medidas anticrisis propuestas también existen otras que llaman más la atención. Además de las mencionadas, algunos, como Robin Hood, "quitarían el dinero a los ricos para dárselo a los pobres". Otros afirman que para solucionar la situación habría que "traer a Obama y ponerlo como presidente de España". Pero también los hay más pesimistas que manifiestan que la única solución posible se encuentra directamente en "ahorrar y rezar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios