Desde la primera promoción Logse, hay menos alumnos para Selectividad

  • El año 2007 roza la misma tasa de estudiantes presentados a la prueba que en 1995 · El número de universitarios baja por motivos demográficos, la potenciación de la FP y el elevado abandono escolar

La tasa bruta de alumnos presentados a la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), también conocida como Selectividad, sigue sin recuperarse desde la caída del año 2000, año en que se presentó la primera generación escolarizada en el sistema educativo Logse. Tras un período de leves oscilaciones, la tendencia sigue siendo de descenso, según un análisis de Magisterio, revista especializada en temas de educación y publicación que adelantó los datos del último informe PISA.

En 1999, un 44 por ciento de alumnos se presentaron a las pruebas de acceso a la Universidad. Una cifra que al año siguiente disminuyó a un 41,4 por ciento. Desde entonces la tendencia ha ido a la baja, hasta el 40,4 por ciento del pasado año 2007.

Entre 1992 y 1999 la tasa bruta de estudiantes que se presentados para realizar la PAU creció algo más de diez puntos. Esta evolución del crecimiento, superior a un punto anual, se venía produciendo desde mediados de los años 80, "cambiando por completo en una generación los niveles educativos de los españoles e incluso se llegó a superar la media de la Unión Europea (UE)", según los datos de la citada revista.

Pero en el año 2000 entró en la escena preuniversitaria la primera generación de alumnos escolarizados en el sistema Logse, que provenían de la ESO y de un Bachillerato de dos años, en vez de los cuatro años de BUP y COU de la Ley anterior. En ese momento el indicador se desploma 2,7 puntos, "perdiéndose en un año lo ganado en el lustro anterior".

En ese momento se pensó que la causa era un desajuste en la transición entre los distintos sistemas; "lo cierto es que parece que el problema estaba en el propio sistema educativo Logse", pues ocho años después, según los últimos datos, aún no se ha conseguido remontar las cifras.

En términos reales, la tasa bruta de presentados a Selectividad ha caído desde la implantación de la Logse 3,7 puntos -más de un 9 por ciento-, lo que equivale en el año 2007 a unas 17.000 personas.

El año pasado un total de 222.086 alumnos se matricularon para presentarse a las pruebas de acceso a la Universidad. De todos los presentados el 80,6 por ciento de los matriculados aprobaron, lo que supone un 2,6 por ciento menos que el año anterior. En la convocatoria de junio se matricularon 155.400 alumnos y superaron las pruebas el 89,5 por ciento, mientras que en la convocatoria de septiembre se matricularon 42.804 alumnos y superaron las pruebas el 68,1 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, en las pruebas de acceso para mayores de 25 años se matricularon 23.882 alumnos, un 24,1 por ciento más que en el año anterior, y superó estas pruebas el 45,1 por ciento, un 19,4 por ciento menos que en 2006.

El 57,2 por ciento de los aspirantes a ingresar en la Universidad son mujeres, y aprueban el 81,5 por ciento de las que se presentan. En el caso de los hombres, el porcentaje de aprobados es del 79,3 por ciento. La opción de Ciencias Sociales encabeza la distribución porcentual del alumnado matriculado con un 31 por ciento, seguida por la opción de Ciencias de la Salud (24,6 por ciento) y la Científico-Técnica ( 22,8 por ciento).

Si se tiene en cuenta que la Selectividad es la prueba de acceso más usual a la Universidad, el resultado es que cada vez menos jóvenes acceden a los estudios superiores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios