Más de 18.000 mujeres extranjeras son víctimas de explotación sexual

  • La Federación de Mujeres Progresistas pide que la Ley contra la Violencia de Género proteja a las trabajadoras del sexo · Varias ONG se quejan del "proselitismo" prohibicionista ante la prostitución

Más de 18.000 mujeres extranjeras en España son víctimas de la explotación sexual cada año, aunque el número de casos identificados "no representa ni la mitad de los existentes", según el informe Lucha contra la trata de mujeres, presentado por la Federación de Mujeres Progresistas (FMP). Este documento se hizo público ayer con motivo del Día europeo contra la explotación sexual, y precisamente, aprovechando esta fecha el colectivo ha pedido al Gobierno que, ante una nueva legislatura, tenga en cuenta en la Ley contra la Violencia de Género el maltrato a prostitutas.

"España constituye uno de los países principales de destino de estas mujeres", aseveró la presidenta de FMP, Yolanda Besteiro, quien manifestó la necesidad de aprobar en España un plan nacional contra la trata de mujeres, ya que es una cifra considerable, más de 18.000, las que están siendo víctimas en nuestro país de la explotación sexual. Además, desde la FMP sugieren la trasposición de una directiva europea que prevé la concesión del permiso de residencia a estas víctimas y la incorporación de las prostitutas a los colectivos protegidos en la Ley contra la Violencia de Género. A este respecto, Besteiro se refirió al último caso de la prostituta suramericana hallada muerta el lunes en un parque del distrito madrileño de Usera. Para la presidenta de FMP la ley no tiene en cuenta a estas mujeres, que, según apuntó, "no computan en las estadísticas oficiales", y que, explicó, "sólo protege a las mujeres maltratadas o asesinadas por sus parejas o ex parejas", sin considerar que "la explotación sexual es también violencia machista". "Para nosotras la prostitución no es un trabajo", añadió.

El informe, que está basado en datos de la Guardia Civil, revela que Madrid, Castilla-La Macha y Valencia son las comunidades autónomas en las que, en 2006, la Benemérita y la Policía Nacional localizaron un mayor número de víctimas, las cuales, más de la mitad (el 58,59%) fueron identificadas en clubes de carretera y provenían sobre todo de Latinoamérica (Brasil, Colombia y República Dominicana, principalmente). En cuanto al número de denuncias, Besteiro aseguró que sólo un tercio de estas mujeres pusieron en conocimiento de las autoridades su situación de explotación, ya que, según explicó, "existe la dificultad de que se reconozcan como víctimas". Además, reconoció que la situación irregular de esta mujeres y su obligación de enviar dinero a sus familias, "les impide salir de la prostitución, a pesar de quedar libres". Del mismo modo, Besteiro aseguró que el tiempo en que tardan en pagar la deuda estas mujeres oscila entre "uno y dos años".

La feminización de la pobreza y de las responsabilidades familiares, las dificultades para mantenerse en el mercado de trabajo, o la visión idílica de España, son, según la presidenta FMP, "las principales causas" que obligan a estas mujeres a emigrar, si bien explicó que no son engañadas por los proxenetas, sino que suelen ser captadas por los "propios familiares" en el 72,5% de los casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios