La UE descarta que se suspendan los vuelos a México por ahora

  • Los ministros comunitarios de Sanidad dejan la decisión en manos de cada país

La Unión Europea dijo ayer que tomará "todas las medidas apropiadas" para proteger a la población, incluyendo los viajes "si fuera necesario", ante el avance del virus de la gripe AH1N1. La reunión extraordinaria de ministros de Sanidad de la UE descartó de momento la propuesta francesa de suspender los vuelos hacia México, pero sí abrió la puerta a que los países comunitarios adopten medidas por su cuenta "en función de la evolución de la situación", según las conclusiones aprobadas.

Los ministros acordaron también aplicar la definición común para identificar los casos de gripe AH1N1, compartir las existencias nacionales de antivirales si es necesario y cooperar con la industria farmacéutica para lograr una nueva vacuna "en el plazo más corto posible".

El Consejo de Ministros insistió en ofrecer un tono de calma ya que "no hay necesidad de caer en el pánico", según señaló la comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliou, al final de la reunión, en referencia a los datos prospectivos facilitados ayer por el ECDC que decían que la gripe podría alcanzar a la mitad de la población europea. Preguntada sobre este cálculo, Vassiliou dijo que no tenía información sobre cómo había sido hecho, pero sí recalcó que no se espera que el virus sea mortal en la mayoría de los casos ya que hasta ahora los detectados en Europa "han sido leves y responden al tratamiento médico".

"Hay muchas especulaciones y es peligroso comentar las especulaciones", insistió la comisaria, quien aún así dijo que "es muy probable" una pandemia, entendida como la extensión de un nuevo virus por todo el mundo.

La comisaria europea de Sanidad recordó que la gripe estacional causa la muerte de unas 250.000 personas al año en todo el mundo, 40.000 de ellos en Europa, según el mismo ECDC.

Los ministros se mostraron dispuestos a compartir sus existencias nacionales de antivirales en caso de que algún país comunitario tenga "necesidad" de ello ante un fuerte aumento de los casos, añadió Vassiliou.

La UE mostró también su solidaridad con los países más afectados, especialmente México, y dijo que estudiará los modos de ofrecerles asistencia para luchar contra este brote epidémico.

La ministra de Sanidad española también habló al término de esta reunión y dijo que el país está "preparado" para hacer frente a una posible pandemia, gracias a su acopio de medicamentos antivirales, que actualmente garantizan el tratamiento a uno de cada cuatro españoles, dijo Trinidad Jiménez. "Tenemos preparada la respuesta" en función de la evolución de la situación, afirmó Jiménez en rueda de prensa.

España dispone de unos 10 millones de tratamientos antivirales, de los cuales dos millones están custodiados por el Estado, explicó Jiménez. El resto de estos tratamientos está distribuido entre las comunidades autónomas y los centros hospitalarios, precisó la ministra, quien añadió que el acopio español "sobrepasa las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)".

"Si hay una eventual pandemia, podemos garantizar de forma absoluta que hasta 10 millones de personas podrían recibir tratamiento", indicó, por su parte, el secretario general del Ministerio de Sanidad, José Martínez Olmos. No obstante, Martínez destacó la importancia de controlar el uso de los fármacos para evitar que el nuevo virus desarrolle resistencia ante los mismos.

La ministra restó importancia a las previsiones del ECDC sobre la epidemia: "No se trata de una situación de más gravedad o mortalidad del virus, pero sí de más países afectados, aunque sea en menor medida". Sobre la distribución de vacunas entre los países europeos, una de las medidas que debatieron los ministros, España se declaró partidaria de que el reparto sea "solidario", según las necesidades de cada estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios