El Papa pide enérgicamente el fin de la violencia en Iraq en el quinto aniversario de la guerra

  • "¡Basta de masacres, de violencia, y de odio en Iraq!" ha exclamado el papa Benedicto XVI en la homilía del Domingo de Ramos, en la que ha pedido a los iraquíes que reconstruyan su país

Comentarios 15

El papa Benedicto XVI ha solicitado con urgencia el fin del conflicto armado en Iraq, que cumple esta semana su quinto aniversario, mientras recordaba en la homilía del Domingo de Ramos al fallecido arzobispo católico caldeo de Mosul, Paulos Faraj Rahho, hallado muerto el jueves tras permanecer dos semanas secuestrado por las milicias.

Benedicto ha recordado de Faraj Rahho "su hermoso testimonio de la fe hacia Cristo, su Iglesia y los fieles, a los que no quería abandonar a pesar de las amenazas". Todas ellas, razones que impulsaron al Papa a "lanzar un lamento enérgico y entristecido: ¡Basta de masacres, de violencia, y de odio en Iraq!". 

Así, y dirigiéndose a los miles de peregrinos que portaban palmas y ramas de olivo en la plaza de San Pedro, Benedicto XVI ha pedido a los iraquíes que "alzaran sus cabezas" para reconstruir el país a través de la reconciliación, el perdón y la justicia.

Hoy además, el Papa Benedicto XVI también ha aprobado los decretos que reconocen las "virtudes heroicas", primer paso para la beatificación, de tres españoles. 

Según informa la Agencia Católica de Prensa, el Papa concede las virtudes al sacerdote pasionista Francisco de la Pasión Gondra Muruaga, así como al  monje capuchino Leopoldo de Alpandeire y la joven laica Margarita Amengual Campaner, que fue encontrada abandonada en 1888 en Palma de Mallorca y murió en el municipio mallorquín de Costitx en 1919

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios