El Día del Padre, una fiesta diferente en cada país

  • Un repaso por la festividad en las distintas culturas, muchas de las cuales no lo celebran, y por los permisos de paternidad que se conceden en cada parte del mundo.

Comentarios 1

Un mínimo de dos días y un máximo de dos semanas es la norma más común de los permisos de paternidad que disfrutan los padres en todo el mundo, aunque cuando se conmemora el Día del Padre aún hay países en los que no gozan de ningún derecho laboral. El Día del Padre se celebra en casi todo el mundo pero en fechas distintas. Mientras que en la mayoría de países de América es el tercer domingo de junio, en España, Portugal, Bolivia, Italia y Honduras la conmemoración tiene una connotación católica al coincidir con la festividad de San José, el 19 de marzo.

Aunque la tendencia es hacia una paternidad más responsable e igualitaria, las diversas maneras de entender la figura paterna tienen su reflejo en las distintas culturas. Lo que sí es igual en casi todos los países es la presión comercial que ha convertido la celebración de este día en una fecha especialmente centrada en el consumo y en el regalo, tradicionalmente corbatas, relojes, carteras o perfumes. La jornada de este 19 de marzo en España ha sido designada por once organizaciones y colectivos de hombres españoles defensores de la igualdad de género y la corresponsabilidad como Día del Padre Igualitario.

En España se ha decidido aplazar hasta enero de 2013 la ampliación del permiso de paternidad de dos a cuatro semanas. En el Reino Unido, desde que lo hiciera el ex primer ministro Tony Blair con el nacimiento de su cuarto hijo, disfrutar de unos días de baja por paternidad se ha convertido en una tradición entre los políticos. Recientemente, el actual premier, David Cameron, y el líder de la oposición, Ed Miliband, han seguido los pasos de Blair.

En Francia, los padre tienen derecho a 14 días y en Italia el permiso de paternidad es una figura legal, por el momento, facultativa, aunque está en curso en el Parlamento una iniciativa para instar al Ejecutivo a que la haga obligatoria. La fórmula en Alemania es que las parejas pueden disfrutar de hasta doce meses de baja parental compartida entre los dos cónyuges. En el este de Europa, en países como Rusia no se celebra el Día del Padre, ni tampoco el Día de la Madre, aunque sí tiene sus fechas -festivos nacionales- para los hombres y las mujeres, 23 de febrero y 8 de marzo, respectivamente.

El debate sobre los derechos del padre se centra en Austria en establecer una baja por paternidad más prolongada que los actuales dos días previstos en la ley, mientras que la legislación húngara da el mismo derecho a ambos progenitores para recibir el llamado "subsidio de maternidad" de hasta 450 euros hasta que el niño cumpla dos años. En América Latina se han registrado en los últimos años algunos avances en Chile, México y Ecuador, mientras que en Brasil y Argentina se debaten actualmente proyectos de ley sobre licencias de paternidad. Los padres ecuatorianos gozan de diez días libres remunerados por parto natural.

También en México existe una ley que garantiza a los padres poder ausentarse de su centro de trabajo tras el alumbramiento de sus hijos hasta por diez días. En Cuba, la legislación de la isla otorga similar importancia a la figura del padre y de la madre en el cuidado de los hijos. Desde 2002, los padres colombianos cuentan con un descanso remunerado de entre cuatro y ocho días hábiles, mientras que en Perú tienen una licencia de cuatro días. Los bolivianos cuentan desde hace tres años con un derecho laboral por paternidad decretado por el presidente Evo Morales, que impide despedirlos de sus puestos de trabajo si sus parejas están embarazadas y durante el primer año de vida del bebé. Sin embargo, en la mayoría de países de Centroamérica siguen sin tener derecho a baja por paternidad, mientras que en la República Dominicana el Código Laboral otorga dos días libres por nacimiento de hijo.

En los países del sureste de Asia, en los que el Día del Padre no se celebra o se hace coincidir con la onomástica del monarca, como ocurre en el caso de Tailandia, los hombres no tienen derecho a baja por paternidad. En China, el Día del Padre no sólo apenas se celebra sino que pasa desapercibido, mientras las madres sí están colmadas de atenciones en su día. En relación a la paternidad ha nacido en Japón la palabra "Ikumen" para definir a los padres que se destacan por la atención a sus hijos. También existe en Japón un premio anual al Mejor Padre del Año. En Corea del Sur no existe el Día del Padre sino el Día de los Padres, que reconoce el esfuerzo y el sacrificio de los progenitores en la crianza de sus hijos y se celebra el 8 de mayo.

En Israel, el Día del Padre no ha existido nunca en el calendario ni civil ni religioso. La sociedad israelí, formada por una mayoría judía y una minoría árabe, es aún una sociedad bastante patriarcal. En el caso de los judíos, las mujeres son las únicas que pueden traspasar a los hijos la pertenencia al pueblo judío, al contrario de lo que ocurre en la sociedad musulmana. Los países árabes no celebran el llamado Día del Padre, aunque sí el de la madre. Los derechos de los padres están recogidos por la legislación islámica y la propia de cada Estado. El Corán es claro respecto al trato que deben recibir los padres de los hijos, siempre basado en la obediencia y el respeto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios