Buceadores lusos buscan el cuerpo de Madeleine en un embalse del Algarve

  • Un equipo de siete buceadores rastrea el fondo de un embalse en el Algarve en busca de Madeleine McCann. La operación, de carácter privado, está promovida por un abogado portugués.

La pequeña Madeleine McCann está siendo buscada desde el lunes en el fondo del embalse de Arade, en el Algarve, por un equipo de buceadores que ya han encontrado varios hilos de cuerdas, sacos de plástico y un calcetín infantil blanco, que por el tipo del tejido debió de pertenecer a alguien del norte de Europa. 

  Esta operación de búsqueda tiene carácter privado y está promovida por el abogado Marcos Aragáo Correia, que está seguro de que el cuerpo de la pequeña, desaparecida el pasado 3 de mayo en la Praia da Luz, se encuentra en el fondo del embalse y los objetos encontrados por el equipo de buceadores refuerzan su "profunda convicción".

  La asistente del abogado, Telma Fernandes, explicó a 'Diario de Noticias' que "tenemos fuentes y pistas creíbles que nos indicaron el local donde el cadáver de Maddie se encuentra" y se mostró convencida de que "hay un 99% de probabilidades de que el cuerpo de la niña se encuentre allí", afirmó. 

  En el lugar se encuentra desde el lunes un equipo de siete buceadores de la escuela de buceo Dive Time, de Lagos, ayudados por profesionales de los Bomberos de Portimao especializados en el rescate de cadáveres en aguas profundas. Además, hoy se espera la llegada al Algarve de un equipo de la agencia española de detectives privados Método 3 que la familia McCann contrató hasta finales de este mes para localizar a la niña. 

  Esta es la segunda operación de búsqueda en el embalse de Arade que lleva a cabo el abogado Aragao Correia por iniciativa propia. La primera se realizó cinco semanas después de la desaparición de Madeleine, pero no tuvo éxito. Ahora, han retomado las búsquedas porque cuentan con el patrocinio de la empresa Portimao Sociedad Portuguesa de Ingeniería y Construcción, ya que las búsquedas son muy caras y corren a cargo del letrado.

  Aragao Correia explicó al diario luso 'Correio da Manha' que van a continuar las búsquedas hasta el viernes y se mostró optimista por los objetos encontrados, "un calcetín blanco de una niña, con 17 centímetros desde la punta del pie hasta el talón, y el mismo tamaño de alto, y cuerdas unidas por nudos, creando una cuerda única de 5,20 metros". El abogado indicó que "fue ampliada el área de búsqueda" y reconoció que la mayor dificultad es que "la visibilidad en el fondo es muy reducida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios