Balance

Balance histórico de víctimas en la carretera en Semana Santa

  • La reducción de víctimas mortales en las carreteras convencionales y en las horas nocturnas ha sido determinante para que el balance de siniestralidad de esta Semana Santa, con 63 muertos, haya sido el mejor de la historia.

Comentarios 5

El ministro del Interior en funciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha informado de este balance de la operación especial de tráfico de Semana Santa, en la que han muerto un 39 por ciento de personas menos que en la del año anterior, un descenso que ha atribuido a las medidas puestas en marcha por el Gobierno, como el carné por puntos y la reforma del Código Penal.

Otros factores que ha mencionado han sido el aumento de efectivos de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico, los radares fijos y móviles, y la mejora de las carreteras, así como el que los conductores, según el ministro, se han comportado con mayor responsabilidad.

Por primera vez se ha logrado reducir la cifra de cien fallecidos en las carreteras en Semana Santa, pero además también ha descendido significativamente el número de heridos graves, de 62 en el 2007 a 26 este año, cifras con las que no obstante el ministro no ha querido ser triunfalista, porque 63 muertos suponen "una tragedia".

"Quiero ser prudente, aunque es verdad que este dato normaliza la Semana Santa porque el descenso es del 40 por ciento, que es lo que tenía que haber pasado en cuatro años si la Semana Santa se hubiera comportado como el resto de los días del año. Pero prudencia", ha insistido el ministro.

La Semana Santa se había consolidado como el periodo más duro y difícil en materia de siniestralidad, pero en la de este año, según ha recalcado el ministro, se ha acumulado el descenso que no se había producido en los cuatro últimos años.

En 1999 la cifra de fallecidos en Semana Santa fue de 176, aunque el número de desplazamientos fue menor, y el promedio diario de muertos en las carreteras fue de 13.

Esta Semana Santa el promedio de fallecidos ha sido de 6,1, con lo que se ha comportado, según Tráfico, como una semana normal o laborable en siniestralidad a pesar del elevado número de desplazamientos, 15 millones, 700.000 más que el año pasado.

La velocidad sigue siendo la principal causa de la siniestralidad ya que tiene la "culpa" del 40 por ciento de los accidentes, aunque también hay factores como la distracción, el uso del móvil y el estado de las carreteras que hay que corregir.

El número de víctimas ha decrecido en todos los tramos horarios y es especialmente significativa la reducción de un 72 por ciento en la franja que va de las 00:00 hasta las 07:00. En 2007 murieron en esa franja horaria en Semana Santa 28 personas, frente a las ocho de este año.

También hay que destacar el descenso de la accidentalidad en las carreteras convencionales, donde este año ha habido 44 víctimas mortales, frente a las 76 del año pasado.

Todos los grupos de edad han tenido este año un índice de siniestralidad inferior, aunque el que más ha bajado ha sido el de 45 a 54 años (un 55 por ciento menos). El grupo de hasta 14 años ha registrado un fallecido, frente a los cinco del año pasado.

Por tipos de accidentes, las salidas de la vía continúan siendo el accidente mayoritario y suponen el 37 por ciento de los siniestros mortales, frente al 43 por ciento que representaron el año pasado y al 50 por ciento del 2006. También han descendido el 66 por ciento las colisiones frontales, con 12 fallecidos menos que el año anterior.

Los turismos son el tipo de vehículo que más ha descendido en número de víctimas mortales, al pasar de 76 del año pasado a 41, una reducción que no se ha producido en las motos.

En 2007 hubo cinco motociclistas fallecidos, frente a los ocho de este año, mientras que respecto a los ciclomotores se ha registrado el mismo número de víctimas mortales en los dos años, dos.

El uso del cinturón de seguridad parece haberse normalizado también, ya que en la Semana Santa de 2006 el 45 por ciento de los muertos en turismo no lo llevaba, pero ahora sólo carecía de él el 15 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios