Aparece muerta en su casa la mujer a quien la Justicia francesa negó la eutanasia

  • Chantal Sébire dijo al conocer el rechazo a su petición que podría viajar a Suiza a actuar por sí sola

Chantal Sébire, la mujer que hace unos días vio rechazada por la Justicia francesa su petición de que se le aplicara la eutanasia, fue hallada muerta ayer en su domicilio en las cercanías de Dijon, según el Ministerio del Interior francés. Sébire, de 52 años, padecía un tumor incurable en la cavidad nasal que se iba extendiendo hacia el cerebro y le producía serios daños. Al conocer la denegación de su petición, Sébire habló de la posibilidad de viajar a Suiza para actuar sola. Se ignoran las circunstancias de la muerte de la mujer, maestra de escuela con tres hijos que apeló a la "humanidad" de la Justicia para morir con dignidad. Su petición, la primera de ese tipo registrada en Francia, no fructificó debido a que el juez aplicó la legislación francesa sobre cuidados paliativos, de 2005. De acuerdo a la misma, a la enferma se le propuso la posibilidad de un coma inducido hasta su muerte natural, pero lo rechazó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios