Palop encajó el gol 300 con la sutileza de Messi

  • El valenciano, con 1,12 tantos por partido, tiene el tercer mejor promedio en la historia del Sevilla

El soberbio gol que Messi le marcó a Palop para poner el definitivo 0-2 del Barcelona el pasado sábado trajo consigo una significativa cifra. Este tanto supuso el 300 que encaja Palop en su ya larga etapa como portero del Sevilla, equipo en el que cumple su séptima temporada desde su llegada en el verano de 2005. El mítico guardameta valenciano, que ha recuperado el protagonismo desde la llegada de Míchel, es sin duda el mejor portero de la historia del club, por títulos, presencias europeas y éxitos indiscutibles, y además presenta unos envidiables números en su estadística particular.  

Palop, el único jugador en la historia del club que ha defendido la camiseta del Sevilla con 38 años, también presenta el tercer mejor promedio de goles por partido. En sus siete largas campañas, ha jugado 269 citas oficiales defendiendo la camiseta del Sevilla, con lo que su promedio de tantos por partidos es de 1,12. Sólo es superado por Notario (0,97) y otro histórico como Paco (1,09), mientras que está igualado con otro meta que fue leyenda en el Sevilla de los 80 y que haría historia en el Real Madrid, Buyo, que tiene el mismo promedio, 1,12 goles, pero con menos partidos oficiales jugados, 242 del gallego frente a los 269 del valenciano.

No es casualidad que Notario sea el que presente mejor promedio de goles, puesto que fue el portero titular de la etapa de Joaquín Caparrós, y hay que contar el año de Segunda. Logró el ascenso a Primera y la consolidación en la élite sobre la base del trabajo colectivo y la sobriedad defensiva. Algo debieron contribuir a esta estadística del granadino, con menos de un gol por partido (144 en 148 partidos) no sólo el año de Segundo, sino que estuviera defendido por tres capitanes históricos: David, Pablo Alfaro y Javi Navarro.

Palop sólo es superado en goles encajados por un mito como Busto, que defendió al Sevilla 17 campañas y fue campeón de Liga en 1946 y de Copa en 1948. Le marcaron 683 en 399 partidos, aunque en aquella época los partidos producían muchos goles a favor y  en contra. Unzué es el segundo de esta estadística (309 goles en 257 partidos) y Monchi, pese a que se pueda pensar que su protagonismo fue escaso, está entre los diez metas históricos y presenta el cuarto mejor promedio, aunque también estuvo en Segunda (1,16). Javi Varas es el decimocuarto, con 81 goles en 68 partidos y un buen promedio: 1,19.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios