La Salud

La sensatez se impone a la ilusión

  • La Sentencia tendrá que esperar para realizar la carrera oficial

Las tremendas ganas de la cofradía de la Sentencia y de la barriada de Pérez Cubillas por realizar por vez primera la estación de penitencia fueron superadas por el buen criterio y el sentido común. Tras una hora sobre el horario previsto, y a la espera de contar con más datos acerca de la evolución meteorológica y las garantías que ésta podía ofrecer, el hermano mayor Cipriano Vázquez anunciaba finalmente la suspensión de la salida procesional, lo que fue acogido entre lágrimas y aplausos.

El fundador de la hermandad, Carlos Velasco recordó que la primera salida procesional iba a coincidir con el 25º aniversario de su fundación, lo que suponía la culminación de un duro trabajo pero en el que siempre se ha contado con el apoyo de la barriada.

El paso de misterio se erguía imponente en el anexo de San Francisco de Asís, deseando encontrarse con Pérez Cubillas. Para esta ocasión el misterio había añadido una imagen más, el sacerdote acusador y en el exorno floral destacaban las rosas malvas y las frecsías. La totalidad de los 140 componentes del cortejo procesional esperó pacientemente la decisión definitiva de la junta de gobierno; una decisión que fue justificada por Vázquez no solo "por el daño que se podría ocasionar al patrimonio religioso sino también al humano".

Presente en todo ello también se encontraba el obispo José Vilaplana quien recordó que la Sentencia fue la primera imagen que conoció del mundo cofrade onubense y resaltó la labor de esta hermandad, "por su compromiso con la parroquia y con la obra social que se realiza en el barrio".

Tras el difícil anuncio de la suspensión de la salida, la hermandad realizó un vía crucis en el interior del templo y abrió la puerta del anexo para que todos los vecinos pudieran contemplar al Señor de la Sentencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios