Hispanidad

La penitencia tras el Señor Cautivo

  • En la avenida de Santa Marta, el barrio se hace cofradía

Comentarios 2

La Hispanidad volvió a disfrutar con su cofradía.

Hay estampas que por mil veces vistas no van a dejar de provocar las mismas emociones. Eso ocurre con el Señor Cautivo cuando se le ve llegar por la avenida de Santa Marta al encuentro dl Asilo de Santa Teresa de Jornet. La primera sensación, las capas blancas sobre la túnica morada moviendo cada uno de los deseos. Detrás del Señor un barrio de promesa. Acercarse a él es respirar la devoción, tantas cosas habladas, tantas alabanzas y cosas pedidas en lo que da de sí la tarde noche del Lunes Santo, fruto del reguero de devoción que le acompaña día a día en su capilla. En el Lunes Santo es el gozo de estar con él en la calle. En esta avenida es donde se ve cómo ha prosperado la cofradía. Quienes le hemos visto crecer nos alegramos de este caminar y el hecho de que casi ni se puede andar por aquí.

Ante el Asilo de Ancianos la cofradía cumple parada obligada. La estación de penitencia que tiene siempre la especial compañía del obispo de Huelva, José Vilaplana, que gusta acompañarlos aquí. Muchos cariños recibidos. La superiora, sor Modesta, le llevó un ramo de flores al Señor acompañando al obispo en ese ofrecimiento cada año reiterado de levantar el paso del Señor. Manuel Gómez 'Carnicerito' tiene ese privilegio de ofrecerle el llamador del Señor al obispo. Este año un angelito del paso del Cautivo llevó un lazo verde pidiendo que vuelvan Ruth y José.

El palio de María Santísima de la Misericordia se adentró hacia el asilo con alegría, a los sones de Campanilleros. Hay que llevar alegría a quienes la edad le desborda de experiencia vivida. De nuevo rezo en el interior de la capilla del asilo, el obispo les vuelve a acompañar. Las hermanitas le llevan flores a la Virgen en su palio.

En el balcón del asilo la saeta tiene el rezo de la tarde. Se escucharon y se aplaudieron. El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, incluso se hizo foto con ellos. La cofradía siguió buscando renovar las sensaciones que cada año vuelve a provocar el estar cerca del Señor Cautivo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios