Todos los pasos en casa

  • La lluvia dejó también el Viernes Santo a todas las cofradías en sus templos

La Semana Santa terminó peor de lo que se esperaba. Después de un Domingo de Ramos esplendoroso y días inciertos donde no hizo falta mucha lluvia para que las cofradías se quedaran en casa, se llegó a una Madrugada y a una tarde del Viernes Santo que de nuevo la amenaza de lluvia dejó a las cofradías en sus templos, lo mismo que ocurrió el día anterior y es que el Jueves Santo tampoco salió ningún paso a la calle.

La Madrugada dejó a las cuatro de la mañana a la Hermandad del Nazareno en su templo, la lluvia hacía acto de presencia en la ciudad. Mientras que la tarde del viernes no fue mejor. En un principio los partes del tiempo con los que contaba la Hermandad de la Fe no hablaban de lluvias, quizás de alguna llovizna soportable, así que se echaron a la calle, con la mala suerte de que a pocos metros de la puerta del templo empezó a llover. El cuerpo de nazarenos volvió al templo y con los nuevos partes que les proporcionaron a la cofradía esta decidió quedarse en casa. Lo mismo pasó con las cofradías de Descendimiento, Santo Entierro y Soledad.

Así las cosas nos encontramos con una Semana Santa con catorce hermandades afectadas, once de ellas que no salieron -incluyendo aquí a La Fe que no echó a la calle sus pasos-, entre ellas la de la Sentencia, y todas las del Jueves y Viernes Santo, a lo que se añade las tres que se dieron la vuelta, las de Perdón, Cautivo y Prendimiento.

Desde el año 2008 no llovía en Semana Santa y entonces por era sexto año consecutivo, con muchas cofradías afectadas. Ahora después de dos años volvió el mal tiempo y con un protocolo de lluvia elaborado por la junta de gobierno del Consejo de Hermandades que este año sí se ha puesto en práctica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios