'Cristo. Pasión y Esperanza' se escenifica en la capital serrana

  • Es una obra del artista sevillano Pascual González aunque cuenta con una amplia presencia onubense en su repertorio

El Teatro Sierra de Aracena acogerá hoy Martes Santo en dos funciones, a las 17:00 y a las 20:00, el final de la gira de la nueva obra musical Cristo. Pasión y Esperanza, compuesta por el artista sevillano Pascual González, poeta, cantautor y miembro fundador de los Cantores de Híspalis. El grupo sevillano contará con la colaboración de las voces del coro La Caleta de Julio Pardo, con el grupo teatral La Pasión de Higuera de la Sierra y con la Banda de Cornetas y Tambores de Aracena

De esta forma, Pascual González regresa a la vida junto a sus fieles compañeros de viaje, Cantores de Híspalis, Juan Luis Calceteiro y Carlos Ruiz, con la incorporación de savia nueva de mano de Álex Hernández y Diego Benjumea, tras un año y medio sin subir a un escenario, con el proyecto cultural, literario y musicalCristo. Pasión y Esperanza. La propuesta recoge la pasión de Cristo desde su nacimiento hasta su resurrección de una manera muy singular y exclusiva, basada en las costumbres y tradiciones procesionales y penitenciales del pueblo español.

Esta nueva obra musical es un espectáculo audiovisual muy dinámico y de dos horas de duración, en el que se van intercalando los poemas de Pascual González como hilo conductor, con las voces de los artistas, que van dando forma artística a todos los momentos de la pasión de Cristo. Las composiciones confluyen con piezas universales y marchas procesionales de compositores como Giuseppe Verdi, Joaquín Rodrigo, Ricardo Dorado, Manuel R. Farfán y Tomaso Albinoni, entre otros, con las voces de los Cantores de Híspalis.

Para recrear la Pasión como tal, cuentan con los actores de la compañía teatral La Pasión de Higuera de la Sierra, que van interpretando en el escenario los distintos pasajes; con las voces del coro La Caleta de Julio Pardo; con la banda de cornetas y tambores de Aracena; con la dirección general del propio Pascual González, la musical de Héctor Pérez y con los músicos Agustín Henke, Manolo Nieto, Ángel Morilla y Daniel Moreno.

A su vez, durante la representación el espectador va viendo en imágenes un completo contenido audiovisual en el que se van mostrando las costumbres y tradiciones procesionales de todo el territorio español a través del realizador Carlos Valera.

Su creador, Pascual González, visitó Israel, la Tierra Santa, el pasado mes de junio cuando se sintió con fuerzas y allí reconoce que se curó y comenzó a ver la vida de otra manera, tras 16 operaciones de garganta en poco más de un año y acabar laringectomizado. Tuvo la necesidad de crear, según afirma, "la obra cumbre" de su carrera porque "ha habido espiritualidad" que no se había dado cuenta de que existía. "Hubo un momento en el que pensaba que me moría, los escalones del Hospital Macarena me parecían el Himalaya, pero lo superé, recuperé la ilusión y le pedí al médico que me quitara los cables que tenía en la mano derecha para poder escribir".

"Yo creía que no iba a hablar más pero tenía el consuelo de que no me habían cortado la cabeza y que podía seguir pensando, componiendo y tocando la guitarra", ha asegurado González, quien reconoce que llegó a Israel "con la deformación del cofrade sevillano, porque ambas tierras tienen una constante relación. Me recordaba a la Sevilla del siglo XIII".

La obra, presentada en formato libro en una edición especial con CD y DVD incluidos con nueve capítulos entre prólogo y epílogo y en el que se recogen ilustraciones referentes a la obra y sus intérpretes, cuenta con un prólogo escrito por el periodista Carlos Navarro Antolín y ha sido distribuida por Altafonte Music Network.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios