Estudio

El 75% de las infecciones por SARM se tratan mal al principio

  • Este tipo de patógenos son más agresivos y frecuentes en el ámbito hospiralario.

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM) es una bacteria que se ha vuelto resistente a diferentes antibióticos y que actualmente causa el 23% de los fallecimientos relacionados con las infecciones generalizadas e invasivas, también conocidas como sepsis. El Staphylococcus aureus es un tipo común de bacteria que suele formar parte de la flora normal pero el SARM se refiere a las cepas resistentes a los antibióticos. La infección de este microbio puede amenazar la vida de pacientes con heridas profundas, catéteres intravenosos u otros instrumentos que introducen cuerpos extraños, como respiradores, o causar una infección secundaria a pacientes con el sistema inmunitario debilitado.

Un estudio de la Red Española de Investigación en Patología Infeccosa muestra que en el 79% de los casos se suele iniciar un tratamiento inadecuado, triplicando la probabilidad de muerte del paciente. Su corrección posterior, habitualmente a las 48 o 72 horas, no consigue siempre mejorar el pronóstico. "Es necesario tener un alto índice de sospecha para este microorganismo, para lo que es importante contar con la ayuda de los infectólogos en los hospitales, detectar precozmente a los pacientes que son portadores del mismo, puesto que son los que más riesgo tienen de contraer una infección, y estudiar la utilidad de técnicas microbiológicos de diagnóstico rápido", explica el doctor Jesús Rodríguez Baño, jefe de Sección de Enfermedades Infecciosas. Hospital Universitario Virgen Macarena en Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios