Los hospitales planifican los servicios ante el avance de la pandemia en otoño

  • El Clínico realiza un estudio para saber cuántas camas harán falta cuando la enfermedad arrecie.

La gripe A ya se está cobrando víctimas, pero cuando se espera que realmente dé la cara es de aquí a un par de meses, o tres como mucho. Cuando entre el frío, una circunstancia que ya de por sí lleva todos los años a que muchísimos españoles enfermen de lo que antes se conocía como gripe a secas pero que ahora los especialistas, para distinguirla de la nueva pandemia, dan en denominar gripe estacional.

No hay que ponerse en lo peor, naturalmente. Según los expertos, aunque los casos se multiplicarán -la delegada de Salud en Granada, Elvira Ramón, dijo ayer que es posible que la mitad de la población llegue a padecer la gripe A- la inmensa mayoría de ellos no requerirá hospitalización y se curarán sin mayores problemas. Se confía en que ocurra lo que hasta ahora: que sólo en circunstancias especiales, en enfermos que ya padecían alguna patología previa de bastante importancia, la gripe A sea, por decirlo de alguna manera, el elemento que les dé el empujón definitivo y fatal.

Pero como conviene estar preparados, el Hospital San Cecilio de Granada -donde se ha producido la primera víctima mortal y donde hoy se podría confirmar si un enfermo que lleva dos días hospitalizado también la padece- está elaborando un estudio para determinar cuántas camas se necesitarían en los centros hospitalarios de la provincia para albergar a los contagiados.

Su director gerente, Diego Becerra, dijo ayer que el estudio tiene por objeto "determinar cuál debe ser la respuesta de los hospitales granadinos ante la incidencia creciente de la enfermedad". No apuntó nada más al respecto porque el estudio está en plena elaboración, pero sí adelantó que los resultados del mismo podrán conocerse a lo largo de la semana que ahora empieza.

Diego Becerra dijo que desconocía la existencia de otro estudio al que se le hizo referencia en la rueda de prensa que dio conjuntamente con la delegada de Salud, Elvira Ramón, y que concluía que el Hospital San Cecilio necesitaría en torno a treinta camas por cada cien mil habitantes para pacientes con esta enfermedad.

Otra medida ideada por los hospitales granadinos es la de habilitar, en sus departamentos de Urgencias, consultas específicas para personas que lleguen con síntomas sospechosos de estar relacionados con la gripe A. El Clínico San Cecilio y el Virgen de las Nieves, según se apuntó a finales de julio, ya tenían preparadas las instalaciones.

La intención es evitar que esos pacientes se interrelacionen con otros que han acudido a las urgencias por otros motivos. La medida, de paso, habría de servir para liberar de tanto trabajo a los médicos de cabecera, que por ahora son los que tienen sus consultas llenas de gente que asegura padecer tal o cual síntoma. Y eso ocurre ahora, cuando el invierno todavía está bastante lejano.

En paralelo, hay otra cuestión que preocupa y de la que ayer habló, aunque muy por encima, la delegada. La gripe A está matando a gente joven, incluso a niños. La gripe tradicional -o estacionaria, por usar el otro término- se ceba más con las personas mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios