Salud

La escuela también es un sitio para comer

La educación alimentaria no trata únicamente de alcanzar el equilibrio nutritivo, ya que en el acto de comer coexisten aspectos sociales y culturales que no hay que olvidar. El aprendizaje de la alimentación está formado por experiencias que no están relacionadas únicamente con el equilibrio nutritivo y este aprendizaje es en la actualidad cada vez menos frecuente y se va perdiendo, como señalan sus autoras, "información de origen". Cocinamos; Talleres de cocina en la escuela, habla sobre elegir los alimentos, conocer cómo manipularlos o prepararlos es un importante proceso de aprendizaje que facilita la implicación progresiva de los niños y una mayor autonomía en la gestión de su propia alimentación.

Las actividades propuestas han sido diseñadas para talleres de cocina específicos en función de la edad del alumno, entre 6 y 12 años (se proponen fichas de trabajo de alimentos para tres niveles de edad, de 6-8, de 8-10 y de 10-12 años). Al cocinar ellos mismos recetas sencillas de platos, en su mayoría, habituales en España, se adentran en el conocimiento de los alimentos: su origen, estacionalidad, características nutricionales, las técnicas culinarias más adecuadas o las combinaciones de alimentos para elaborar menús saludables.

Las fichas de trabajo, concisas y amenas, muestran algo de la historia del alimento principal de la receta, indican el grupo de alimentos presentes en el plato, las características nutricionales y la receta de un plato de comida. Aunque el primer aprendizaje y el más importante se realiza en el entorno familiar, desde el trabajo realizado en la escuela se pueden hacer propuestas interesantes y entretenidas para interactuar . Un libro es una buena forma de empezar a asimilar la importancia de una alimentación sana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios