Atención primaria

Formar al paciente tras un infarto reduce visitas al médico

  • El objetivo es implicar más a los afectadps en el control de su enfermedad.

Entre los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio, aquellos que han recibido información sobre su enfermedad controlan mejor los factores de riesgo, disfrutan de mayor calidad de vida y necesitan acudir bastante menos a la consulta del médico. Así lo demuestra el Programa Proprese, una iniciativa que se ha llevado a cabo en Centros de Salud de la Comunidad Valenciana. Estos días se presentan los datos correspondientes a los centros participantes en Alicante en el Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico que hasta el sábado se celebra en esta ciudad, organizado por laSociedad Española de Medicina Interna y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

El objetivo del Proprese es optimizar y mejorar el control de los factores de riesgo cardiovascular de los pacientes con infarto de miocardio a través de una intervención educativa. Concretamente según los datos recogidos a lo largo de 2010, los autores de este trabajo concluyen que con dicha intervención se consiguen reducir las visitas al centro de salud en un 30%, pasando de media por paciente de 13,04 visitas en 2009 a 8,16 en 2010.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios