Recreativo

El último esfuerzo de la temporada

  • Un triunfo ante Las Palmas Atlético supone la permanencia matemática al Recre

  • Sin cambios en un Decano que repetirá la base de Granada

José Carlos Lazo encara a un defensor del Córdoba B en el Nuevo Colombino. José Carlos Lazo encara a un defensor del Córdoba B en el Nuevo Colombino.

José Carlos Lazo encara a un defensor del Córdoba B en el Nuevo Colombino. / alberto domínguez

Tres puntos, noventa minutos, un partido. Es lo que separa al Recre de la tranquilidad definitiva. Una temporada que nació cargada de expectación e ilusión se torció por el camino para convertir a un candidato a estar arriba en un defensor de la categoría de forma agónica. Es lo que ha tocado. La realidad impuesta que fija que hoy el Decano se mida a Las Palmas Atlético (Nuevo Colombino, 12:00) por su salvación. La Liga debe terminar hoy para el recreativista.

Cuentas y combinaciones hay múltiples, pero por encima de todas ellas hay una muy clara. Si el Recre gana está salvado. Con 46 puntos actualmente no tendría que mirar a lo que hagan sus rivales. La victoria es el pasaporte directo a la permanencia. Si empata tendrá que esperar siempre a los marcadores de la tarde, al igual que en caso de derrota. Mérida, Jumilla, Écija y Balona son los rivales más claros. El que caiga esta semana estará sentenciado. La igualdad en la clasificación y la enorme cantidad de equipos implicados hacen que incluso sin sumar más pueda llegar a salvarse, aunque para ello tendría que apurar hasta el final con un partido en Jumilla agónico.

El aparente repliegue canario es una trampa para el Recre, que debe gestionar los tiempos

Para la gran final en el Nuevo Colombino la base del equipo se mantendrá. César Negredo no hará grandes cambios. Así lo avisó en la rueda de prensa del viernes. Si Diego Jiménez está en condiciones incluso es muy probable que repita el mismo once inicial que le permitió ganar al Granada B hace una semana. Llegados a este punto el técnico sabe que no es tanto una cuestión táctica como de compromiso y saber estar. Deben jugar aquellos que estén para jugar, que puedan hacerlo y mentalmente asuman la responsabilidad. La única duda es si mantendrá a los dos delanteros o volverá a jugar con uno. En Granada le fue bien durante 45 minutos, aunque en la segunda mitad echó en falta más presencia en el centro del campo para contener el control de la pelota de los talentosos jugadores del filial nazarí. Debe ser la principal duda del técnico.

Tendrá delante a un rival en forma, que en la segunda vuelta presenta números de candidato al ascenso, pero que lucha por la permanencia igualmente. Con un último partido en su campo contra un El Ejido ya salvado, es de prever que el equipo canario no salga a lo loco en Huelva. Más bien querrá capear el temporal inicial albiazul y tratar de hacer daño al contragolpe con la velocidad y verticalidad de sus hombres de arriba. Asume Negredo que su oponente puede ver con buenos ojos el empate, a pesar de lo cual no se fía. Hace bien. Uno de los riesgos del partido es que el paso de los minutos lo envenene hasta que termine por descubrirse y entonces caer en la trampa.

Es un mensaje claro que lanzó el viernes y que debe calar en la grada. El ambiente será un factor determinante. No se llenará el Nuevo Colombino, lo que no puede restar mérito a la respuesta de la afición onubense. El club calcula que habrá unos 14.000 espectadores en las gradas. Un entrada de superior categoría que debe servir para nivelar la balanza a favor del Recre. El público ya fue determinante en los dos últimos encuentros en Huelva. Hoy debe asumir su papel, apretar en todo momento y sostener al equipo si llegan momentos de flaqueza. Será un elemento clave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios