El árbitro rompe la pizarra

  • Escudero Marín desluce un encuentro entre dos buenos conjuntos

El árbitro rompe la pizarra El árbitro rompe la pizarra

El árbitro rompe la pizarra

Recreativo y Cartagena protagonizaron un encuentro vibrante, condicionado por la actuación arbitral. El Decano volvió a alinear a Gorka y Boris de inicio en un 1-4-4-2, mientras que el Cartagena notó en exceso la baja de Aketxe, sobre todo en el juego posicional -Moussa casi siempre marchaba en ruptura-. La presión alta del cuadro de Ángel López, con la línea defensiva muy arriba y marcajes individuales en el inicio del juego, posibilitó que el Recre tuviera muchas recuperaciones cerca del área rival, siendo el dominador de juego en la primera mitad.

La expulsión de Núñez nada más arrancar la segunda mitad mermó a un Decano que se mantuvo bullicioso hasta la entrada de Cristo Martín en el minuto 57, con la que el Cartagena supo manejar mejor los tiempos del partido, se asoció mucho más y evitó las transiciones del Recre. Con la expulsión de Santi Luque al cuadro de Ángel López sólo le quedó encomendarse a la heroica, algo que hizo con fe, ya que el encuentro terminó con el conjunto recreativista buscando el 3-3.

Defensa

El Recre recibió dos goles en la primera mitad en los dos únicos acercamientos del Cartagena. Uno en un libre directo tras una falta evitable sobre Moussa y otro en un centro al área en la que Moussa parece partir en posición de fuera de juego. En la segunda mitad el Cartagena sí que logra desarbolar mucho más al Decano, sobre todo porque el cuadro albiazul se mantiene en bloque alto y con un jugador menos, rompiéndose el planteamiento defensivo recreativista que partía con marcajes al hombre en zona de iniciación.

Ataque

Sin tener ocasiones clamorosas, sí que generó el Decano una gran cantidad de acercamientos en la primera parte y el tramo inicial del segundo acto. La profundidad de los dos lateral fue determinante para generar situaciones de uno contra uno. También ayudó la disposición de Jonathan Vila, cerrando siempre por detrás de De Vicente y haciendo múltiples ayudas para recuperar en campo contrario y seguir en fase ofensiva. La dupla Boris-Gorka también le dio al Recre el dominio del juego directo y de la segunda jugada y obligó a trabajar mucho y con riesgo a Alberto Aguilar y Zabaco, que asumieron múltiples situaciones de uno contra uno que terminaron perdiendo ante los jugadores del Decano. En la segunda mitad, y ya en inferioridad, la superioridad la otorgaba Santi Luque, netamente superior a Mejías, si bien el malagueño cometió dos errores infantiles que le llevaron al túnel de vestuarios antes del final del encuentro.

Virtudes

El Recre tuvo determinación en la primera parte y fe en la segunda. Arrojó buenas sensaciones.

Talón de aquiles

Las decisiones arbitrales lograron desquiciar al Decano, que no supo canalizar sus emociones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios