VIDEOVIGILANCIA 'EN PRUEBAS'

La experiencia de Huércal-Overa

Para su proyecto, los comerciantes de Almería se han fijado en un modelo ya en marcha en la localidad de Huércal-Overa. En esencia, son catorce cámaras de tipo Domo colocadas de tal forma que cubren todo el pueblo. Están supervisadas, en un centro de control, por la Policía Local, y, aunque normalmente tienen funciones de vigilancia también se usan con fines turísticos. De hecho, las cámaras están conectadas a una pantalla gigante y a las televisiones comarcales y locales, con el objeto de mostrar el patrimonio cultural y etnográfico de la localidad. Esa, la de mostrar el pueblo, fue la idea inicial del sistema, pero después fue derivando hacia la videovigilancia. El alcalde, Luis García Collado, confiesa que no se ha pasado por el trámite de la Comisión de la Videovigilancia del TSJA. “Aún no ha sido legalizado al ciento por ciento por Gobernación. Digamos que los trámites jurídicos no están terminados del todo y que estamos funcionando en pruebas”. En pruebas. Ésa es la expresión que utiliza el máximo regidor de Huércal-Overa, que ve en la experiencia un modelo exportable. “No se pueden dar aún datos exactos, pero el número de delitos ha bajado y la gente está bastante contenta”, afirma.

Etiquetas

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios