Los tripulantes de los barcos anclados en Santo Tomé llegarán al mediodía de mañana al aeropuerto de Lisboa

  • Los marineros ya descansan en un hotel de Gabón, después de que hoy procedieran a parar los buques pesqueros y desembarcarlos

Comentarios 2

Los tripulantes de los barcos de la empresa de Huelva Astipesca S.L. que llevan más de un mes anclados en los puertos de Santo Tomé y Gabón llegarán sobre las 15.00 horas de mañana al aeropuerto de Lisboa, hasta donde arribarán procedentes de un vuelo que partirá a las 7.00 horas desde la república de Gabón.

Una vez en Lisboa, los ayuntamientos de Lepe e Isla Cristina recogerán en sendos taxis a los marineros para llevarlos a sus casas, mientras que los de Huelva capital viajarán en un microbus.

Por su parte, un tripulante natural de Las Palmas de Gran Canaria tomará un vuelo a Madrid para enlazar con las Islas Canarias, y los gallegos volarán a Oporto para llegar a sus casas posteriormente por carretera.

Cada billete ha costado 591 euros, que han sido pagados tanto por la empresa como por las propias familias de los marineros, aunque en la mañana de hoy Astipesca les ha reembolsado el dinero a los que lo habían comprado directamente.

La portavoz de las mujeres de los tripulantes, Luci Suárez, explicó que los marineros ya descansan en un hotel de Gabón, después de que hoy procedieran a parar los buques pesqueros y desembarcarlos.

El patrón de uno de los buques, Jesús Brión, ha lamentado que los pescadores hayan estado retenidos en puerto durante más de un mes: "es surrealista que un hombre, por soberbia y vanidad no haya querido dar dinero para que los barcos sigan faenando o pagarnos el vuelo, teniendo el patrimonio que tiene", en referencia al propietario de la empresa.

Aunque se ha congratulado de poder volver a su casa, ha explicado que a los marineros se les presenta ahora un problema, debido a que se enfrentarán a la suspensión de pagos presentada por la empresa propietaria, y a todos les deben dos mensualidades, lo que se une al porcentaje de la venta de las capturas que les tienen que pagar a los patrones de los pesqueros.

Ha señalado además que los barcos quedarán abandonados en puerto africano, sin saber cuál será su destino, "pero si el dueño lo quiere así, así lo tiene".

Asimismo, el patrón gallego indicaba su "satisfacción" por la solución de esta situación, que se prolongaba ya durante más de un mes, durante el cual la empresa no les dio respuesta a su petición de dinero para carburante o para retornar a casa, un periodo de tiempo "de penurias, que estaba agotando nuestra paciencia y que hacía que estuviésemos ya en las últimas y no sólo sin combustible".

A pesar de que el subdelegado del Gobierno en Huelva, Manuel Bago, aseguró que el Gobierno se haría cargo del coste económico de los billetes, a través del Instituto Social de la Marina, para que los marineros volviesen a casa, esto no hizo falta, puesto que fue la propia empresa la que facilitó el camino de vuelta a sus trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios