isla critina

El sector pesquero se moviliza ante su "insoportable" situación

  • El lunes en Sevilla, concentración en la Plaza de España frente a la Delegación del Gobierno andaluz

Concentración en el interior de la lonja de Isla Cristina, ayer. Concentración en el interior de la lonja de Isla Cristina, ayer.

Concentración en el interior de la lonja de Isla Cristina, ayer. / j. landero

Bajo el lema El sector pesquero se muere. Entierro de la sardina unas 300 personas desafiaron ayer al mal tiempo y se concentraron en las instalaciones de la lonja de Isla Cristina para mostrar su apoyo al sector pesquero local, uno de los pilares de la economía de dicho municipio costero, así como para pedir soluciones definitivas ante la "insoportable situación" que éste atraviesa.

Dicha movilización, que ha servido como preámbulo de la manifestación que el sector pesquero protagonizará el próximo lunes en Sevilla, en concreto en la Plaza de España frente a la Delegación del Gobierno en Andalucía, reunió a representantes de la lonja isleña, armadores y responsables locales de las modalidades del cerco, arrastre, chirla, pulpo y pesca artesanal, a los que se unieron representantes de asociaciones de comerciantes y hosteleros de Isla Cristina, así como de todos los grupos políticos de la corporación municipal isleña (CxIsla, PA, PSOE, PIF y PP), con la alcaldesa, Montserrat Márquez (CxIsla) al frente.

Durante la concentración de ayer viernes la primera edil isleña mostró su apoyo "incondicional" al sector, en todas sus modalidades, y pidió soluciones "inminentes y definitivas, no ayudas, sino unas líneas de trabajo definitivas para saber a qué atenerse en el futuro".

Márquez, que también acompañará al sector en la concentración del próximo lunes, solicitó a las administraciones competentes "clarificar fórmulas de trabajo porque está comprobado que cada vez que llegan las paradas de alguno de los sectores, Isla Cristina se paraliza, viéndose afectados también la hostelería y el comercio, y por ese motivo están hoy aquí con nosotros".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Armadores de Buques de Pesca de Isla Cristina, Francisco Faneca, remarcó que "lo único que queremos es vivir de este trabajo, porque si el sector pesquero no funciona Isla Cristina se muere". En este sentido precisó que "el 80 por ciento de la localidad, vive directa o indirectamente de la pesca, y hace falta seguir saliendo a faenar a la mar para que el pueblo subsista".

En parecidos términos se pronunció el presidente de la Asociación de Armadores de Buques de Cerco de la localidad (Aserabucer), Javier Fernández, quien pidió a los representantes políticos competentes en materia pesquera que les dejen hacer su trabajo, y quien además remarcó que "es falso que no haya sardina", al tiempo que quiso dejar claro que "cuando el sector se ha autoregulado, ha demostrado que lo hace bien, sin tener que esperar a que venga nadie desde fuera".

Finalmente recalcó que los 22 barcos dedicados a la modalidad del cerco en Isla Cristina llevan amarrados a puerto sin poder faenar, "y lo peor de todo es que nos obligan a tener al personal cotizando y sin ingresos", algo que no le parece "ni justo, ni lógico".

Por su parte Mariano García, presidente de la Cofradía de Pescadores de Isla Cristina precisó que "nadie" va a solicitar no se va a acoger a la línea de ayudas ofrecidas para el sector de la chirla, así como lamentó que en la modalidad del cerco y en relación a la pesquería de la sardina "aún estamos esperando conocer cómo se va a hacer el reparto".

La armadora de la chirla de Isla Cristina, Carmen Oria, reivindicó en nombre del resto de integrantes de dicha modalidad "poder trabajar, y que no nos obliguen a tener los 88 barcos que sumamos Isla Cristina y Punta Umbría amarrados a puerto desde hace tres meses, después de que el año anterior estuviésemos en la misma situación durante ocho meses, y sin ayudas".

Por otra parte tanto el sector de la hostelería, representado por César García, como el del comercio local, por Katia Karina da Silva, también coincidieron en mostrar su apoyo al sector pesquero porque "si ellos paran sus barcos, nosotros paramos las tiendas, bares y restaurantes".

Por último los representantes de los distintos grupos municipales que forman parte de la corporación municipal isleña también quisieron mostrar de forma unánime su apoyo a las reivindicaciones del sector y, en el caso de Francisco Zamudio (PA), aseguró estar viviendo "una situación triste porque la mayoría de las familias viven de la pesca". Por su parte la edil socialista Manuela Escobar remarcó que "el sector pesquero lleva muchos años con problemas y no es algo puntual, llegando, ahora, a una situación límite", una cuestión en la que coincidieron los portavoces de PIF y PP, Antonia Grao y Paco González.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios