Los propietarios exigen al Gobierno un repetidor para poder ver la televisión

  • El 85% de 150.000 residentes en temporada alta no disfruta de una señal en buenas condiciones La asociación emplaza a los vecinos a hacer la petición a Industria de forma individual

La Asociación de Propietarios de Matalascañas alza la voz con la fuerza de la unión de la mayoría de sus asociados para exigir al Ministerio de Industria que instale un repetidor en el núcleo costero, en el término municipal de Almonte, que les permita ver la televisión en buenas condiciones. Es una de las conclusiones de la popular asamblea que se celebró ayer en el club del campo de golf. Según confirma el vicepresidente de la asociación, Miguel Jurado, en declaraciones a Huelva Información, el 85% de los 150.000 residentes de Matalascañas en temporada alta, sobre todo durante los fines de semana, no ve la televisión en buenas condiciones. Denuncia que "hay días que no se ve ningún canal. Es algo tercermundista que estamos sufriendo desde hace años y que sigue sin solución". Jurado explica que "hace unos años colocaron un pequeño repetidor en las inmediaciones del Hotel Flamero. A 400 metros alrededor del hotel la señal llega en buenas condiciones, pero el resto estamos como antes".

La asociación ha decidido implicar a todos los propietarios de Matalascañas "después de que no nos haya servido de nada pedir el repetidor al Ministerio de Industria desde la asociación durante años". Jurado anuncia que durante la segunda quincena de agosto "vamos a poner en marcha una campaña de información a la ciudadanía para que todo el mundo sepa cómo hacer esta petición al ministerio de forma individual".

La depuradora y el estado del agua volvieron a protagonizar los debates. La asamblea aprobó exigir un vez más al Gobierno central la construcción de una nueva depuradora que reúna todas las condiciones legales exigidas a este tipo de infraestructuras. Miguel Jurado recuerda que "la depurada actual no reúne los requisitos exigidos por la Unión Europea en cuanto a la calidad del agua" y exclama que "por ello el Gobierno está sancionado por el Tribunal de Justicia Europea". Recuerda que "hace años se presupuestó su construcción ya que la obra está considerada de interés general". No obstante "se han gastado casi 4,8 millones de euros en mejorar la actual pero sigue sin cumplir los requisitos". Denuncia que los olores "son insoportables y totalmente nefastos para el turismo" y añade que "el agua que sale depurada es un agua en muy malas condiciones" insistiendo en que "es el tribunal de justicia europeo quien lo dice, no yo".

De otra parte, la asociación de propietarios, con en torno a 4.000 asociados, insiste en la necesidad de ejecutar acciones contundentes destinadas a paliar la degeneración de la playa de Matalascañas. Los propietarios acordaron ayer exigir al Gobierno central "que ejecute de inmediato el proyecto que ya está aprobado. Se ha echado arena antes del verano pero hay que instalar nuevos espigones de roca en la orilla para evitar que los temporales de otoño e invierno vuelvan a dejar la playa como estaba. Y después de esto, habría que volver a echar arena para que la solución sea integral".

Propietarios y residentes de Matalascañas también apuntan al Ayuntamiento de Almonte como responsable de "la situación tercermundista en la que está el pueblo". Jurado subraya que "la señalización de las calles es penosa, no tienen ni nombre", el tráfico está muy mal organizado, el servicio de basura no es el adecuado y hay una escasez total de Policía Local. En este punto, hacen una nueva exigencia, esta vez al gobierno municipal. "Queremos que se cree una comisión en el Ayuntamiento de Almonte en la que estén todos los partidos políticos y todos los organismos sociales para que se analice por qué la deuda del ayuntamiento ha aumentado tanto en los últimos años, de los 24 millones en 2011 a los 47 millones de euros" en la actualidad. Dicen los propietarios que en esta situación "el ayuntamiento no tiene capacidad para hacer ningún tipo de inversión en Matalascañas y al menos queremos saber qué ha pasado con el dinero".

A la asamblea acudieron unos 300 asociados que votaron por unanimidad todas las propuestas planteadas por el presidente, Juan Gómez. Tanta es la complacencia que en la jornada de ayer los asociados ratificaron la gestión de la junta directiva actual eligiéndola para otros tres años por unanimidad sin ningún voto en contra y con la ausencia de una candidatura alternativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios