El precio de la naranja cae hasta un 40% y no cubre el coste de producción

  • La escasez de mandarina se traduce en un aumento de su valor en el mercado

Hasta un 40% se ha reducido el precio de venta de la naranja, lo que está ocasionando que los citricultores no cubran en ocasiones ni los costes de producción. Éste es el panorama que dibujó ayer a los periodistas el presidente de la Asociación de Citricultores de Huelva, Lorenzo Reyes, tras participar en la presentación de una campaña informativa puesta en marcha por la Junta de Andalucía para desmontar los mitos del trabajo en el campo. Reyes señaló que si bien en la campaña anterior a estas alturas los precios "ya habían remontado" en la de este año "aún no lo han hecho" y de la naranja "ha caído y sigue sin remontar".

La bajada del precio de la naranja está motivada por la contracción del consumo, la restricción de la demanda y el exceso de producción debido a la bonanza de la climatología, lo que está motivando que se estén "solapando variedades que en otros años aún no tendrían que estar recolectadas".

Según Reyes, la situación actual hace presagiar, si no se produce una remontada de precios, que el final de la campaña "no va a ser muy positivo", ya que "el descenso de precios está cifrado entre un 20 y un 40%". Es un escenario que padece el sector de todo el país.

La campaña ha estado marcada por un calibre en naranja un poco más pequeño de lo normal y eso ha provocado que el mercado "se haya decantado por el calibre mayor, y las de menor, al haber una sobre oferta y una demanda restringida, se destinen a la industria".

El caso de la mandarina es diferente, ya que la campaña de este cítrico se está desarrollando con normalidad y su venta en el mercado alcanza "unos precios razonables". En esta época del año, las variedades que se recolectan son pocas, por lo que "los precios son buenos y, según qué variedades, hasta más altos que el año pasado.

En la provincia de Huelva, la superficie de producción es cercana a las 17.000 hectáreas, siendo la primera provincia productora de mandarina en Andalucía y la segunda de naranja. El aforo de la campaña está establecido en unas 400.000 toneladas.

La presentación de la campaña sobre los falsos mitos dio pie también a que Freshuelva adelantara algunos datos sobre la campaña de recogida y ofreciera un análisis de la situación actual. La competencia en los mercados europeos de terceros países, con producciones adelantadas debido a las buenas condiciones climatológicas, ha provocado la caída del precio de la fresa de Huelva un 20%, según indicó ayer el gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez Guillén. Los productores freseros onubenses tienen que hacer frente no sólo a la bajada de los precios sino al incremento de la superficie cultivada en otros países de la UE.

A fecha del 31 de marzo, la campaña "no ha ido nada bien", según el gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez. Aunque los niveles de producción a estas alturas de la recolección son similares a los del año pasado, en el mes de marzo "se han producido unas circunstancias nefastas" para la fresa española, pues "por primera vez en muchos años han coincidido en el mercado francés, el primero que se activa en la importación de este fruto, fresas de Marruecos, de España y las autóctonas de este país". Una circunstancia que se prevé que en las próximas semanas se dé en el resto de mercados al coincidir con las producciones de Alemania, Italia, Holanda o Bélgica.

Domínguez explicó que esto es debido a la "benigna climatología" de este invierno en estos países, que les ha permitido adelantar sus producciones unas dos semanas. La consecuencia es "un problema comercial", pues no se puede dar salida a la producción española en las mismas condiciones que otros años.

Además, señaló que se está produciendo un incremento en la superficie de cultivo fresero en países europeos, que, en casos como el de Alemania, se sitúa en torno a un 25%, porque el gobierno "está fomentando la agricultura". Alemania y Reino Unido son "los que más han aumentado la superficie" y mientras que el sector onubense "ha estado mirando a Marruecos o Turquía, no nos hemos dado cuenta de que se nos están colando por Holanda, Alemania o Bélgica". A juicio de Domínguez, se trata de una coyuntura "complicada" que habrá que analizar "tranquilamente" cara a años venideros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios