cartaya

Un parto que llega con la fresa

  • Una trabajadora contratada en origen para la campaña fresera da a luz en el Juan Ramón Jiménez

Fatiha Ech-Charyf, ayer con su bebé en el Juan Ramón Jiménez. Fatiha Ech-Charyf, ayer con su bebé en el Juan Ramón Jiménez.

Fatiha Ech-Charyf, ayer con su bebé en el Juan Ramón Jiménez. / j. landero

Pese a que la mayoría de las noticias que todos los días podemos ver o leer en los medios de comunicación en torno al fenómeno de las migraciones entre África y Europa suelen tener un sesgo negativo, no todas lo son. Un ejemplo de ello se produjo la madrugada de ayer en el Hospital Juan Ramón Jiménez, donde dio felizmente a luz una de las 17.000 trabajadoras marroquíes autorizadas este año por el Gobierno central para trabajar en la campaña de los frutos rojos en la modalidad de contratación en origen.

Se trata de Fatiha Ech-Charyf, natural de la provincia marroquí de Kenitra, que a sus 37 años de edad tuvo sobre las cinco de la madrugada de este domingo una niña en dicho centro hospitalario, donde ambas se encuentran en perfecto estado en espera de recibir en un par de días el alta médica para poder regresar a la Residencia para Trabajadores Temporeros de Tariquejos de Cartaya, una sociedad cooperativa integrada por empresarios agrícolas de toda la provincia onubense cuyo principal objetivo es gestionar la estancia en nuestro país de los trabajadores contratados en origen para la recolección de frutos rojos en sus explotaciones agrícolas.

El propietario de la finca donde trabaja la madre le entregó ayer una cesta-bebé

Fatiha llegó a Huelva el pasado 14 de marzo, siendo ésta la segunda campaña agrícola en la que participa acogida a este modelo de contratación, para trabajar en una explotación agrícola dedicada al cultivo de arándanos ubicada en de Gibraleón.

Según han señalado a esta Huelva Información fuentes de la Residencia para Trabajadores Temporeros de Tariquejos de Cartaya, dada la situación laboral de Fatiha en nuestro país, ésta tendrá que regresar a Marruecos, donde se encuentra su marido y padre de la bebé, una vez sea cumplimentado el procedimiento administrativo por parte de la Subdelegación del Gobierno y el Consulado Marroquí.

Las mismas fuentes han señalado que Fatiha ha sido atendida en todo momento en base al plan integral con el que está dotada para hacer frente a este tipo de situaciones la Residencia para Trabajadores Temporeros de Tariquejos. En el marco del mismo, aproximadamente a las tres de la madrugada de ayer domingo, nada más sufrir las primeras contracciones, se activó un protocolo de actuación por el Fatiha que fue trasladada al centro hospitalario, donde permanece desde entonces acompañada en todo momento por mediadores de dicha sociedad cooperativa.

Las fuentes consultadas han señalado que el propietario de la finca donde trabaja Fatiha le entregó en la tarde de ayer una cesta-bebé con productos de primera necesidad para el cuidado de la pequeña como alimentación infantil, pañales, ropa de primera puesta e incluso una cuna con todo lo necesario para su pequeña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios