El lince necesita triplicar la población reproductora

  • La científica americana Melody Roelke dice que esta cifra es clave para la supervivencia de esta especie felina

La supervivencia del lince ibérico requiere triplicar su población reproductora, que suma unos cien ejemplares en Andalucía y Castilla-La Mancha, ha dicho a EFE Melody Roelke, veterinaria del Instituto Nacional del Cáncer de Maryland (EEUU).

Roelke, experta en felinos y asesora de programas para evitar la extinción de felinos, apoya el urgente traslado (traslocación, según la terminología científica) de linces de Sierra Morena a Doñana -proyecto para el que asesora a la Junta de Andalucía- y las reintroducciones de este felino en Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal, previstas a partir de 2010.

Estas actuaciones ayudarán a alcanzar los trescientos ejemplares reproductores de lince ibérico, cifra que preservaría su variabilidad genética y garantizaría su futuro, sobre todo si se crean nuevas poblaciones.

Esta científica, que ha trabajado en la conservación del gato de Pallas, en Mongolia, o la pantera de Florida -subespecie del puma- en Estados Unidos, asesora al Gobierno andaluz en la erradicación del brote de leucemia felina que este año ha eliminado once linces en Doñana, dejando su población a menos de cincuenta ejemplares.

Roelke opina que la situación del lince, el felino más amenazado del planeta pues sólo sobreviven algo más de doscientos ejemplares en Andalucía y en Castilla-La Mancha, no es peor que la de la pantera de Florida a final del siglo pasado, cuando sólo quedaban unos treinta reproductores, con una grave endogamia y problemas de inmunodeficiencia y taras genéticas, como la falta de uno o dos testículos en un 90 por ciento de los machos.

Pese a ello, el felino americano consiguió salvarse tras la traslocación de machos de puma desde Texas a Florida, que ayudó a que la mitad de las hembras tuvieran cachorros al año siguiente y la población de Florida se duplicase en una década y alcanzase una aceptable variabilidad genética.

Esta científica advierte de que la supervivencia del lince en Doñana está "seriamente amenazada" porque su escasa población sufre problemas de inmunodeficiencia dada su gran consanguineidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios